*

6 consejos para no llegar 'ajustado' a fin de mes

La planificación financiera es un proceso donde el límite lo pones tú. Recuerda también invertir en tu felicidad y en calidad de vida (pensando en tu futuro).

La planificación financiera es un proceso donde el límite lo pones tú.

Tener un sueldo bajo no siempre es el principal motivo de los problemas financieros de las personas. La razón más común de estos problemas es el desorden o falta de planificación financiera.

Esto es muchas veces la causa de llegar a fin de mes 'ajustado' o generar endeudamiento innecesario con las tarjetas de crédito. Para evitar esto, Andrés Uribe, Director de Inversiones y Tesorería de MAPFRE brinda algunos consejos sobre cómo mantener tus finanzas saludablemente.

1. Analiza tu situación

Para comenzar debes hacer un análisis de tu situación financiera actual y conocer en detalle la manera en que se comportan tus ingresos y egresos. Estas preguntas pueden ayudarte.

• ¿Son predecibles mis ingresos? (Te ayuda a guardar 'pan para mayo')
• ¿En qué gasto mi dinero?   (No siempre lo sabemos a detalle)
• ¿Qué pasa con tu capacidad de gasto si dejas de trabajar? (Te ayuda hacer un plan de guerra)
• ¿Si pierdes tu actual fuente de ingresos, cuánto tiempo podrías sobrevivir? (Te ayuda a conocer si debes de ahorrar más).

2. Ordena tu información financiera

Para conocer el comportamiento de tu dinero es necesario identificar detalladamente tus ingresos y egresos y empezar a organizarte. En este punto se vale usar herramientas como: APP’s (CoinKeeper, Wally Lite, MoneyCoach, etc.), hojas de cálculo, o incluso puedes hacerlo con un papel y un lápiz. Lo importante es hacerlo.

3. Elabora proyecciones financieras y presupuestos

Los presupuestos son básicamente proyecciones financieras que te ayudan a hacer un uso eficiente de tu dinero. Ten por seguro que si planeas la manera en que vas a hacer uso de tus recursos financieros, al final el dinero te va a rendir mucho más.

También es muy importante elaborar proyecciones financieras cuando vayas a realizar inversiones significativas o a solicitar créditos, de lo contrario puedes terminar adquiriendo deudas cuyos intereses pueden salirse de tus manos.

4. Optimiza tus egresos

Revisa tus gastos y elimina los innecesarios.  Es importante hacer sacrificios temporales que contribuyan a un plan financiero a largo plazo y mejorarán tu calidad de vida.

5. Aumenta tus ingresos

Este paso es más complicado que el anterior. No es algo fácil, pero seguro que con mucha creatividad puedes ingeniártelas para encontrar maneras de generar ingresos extra. Para aumentar ingresos puedes iniciar un negocio, invertir en mercados financieros, ofrecer servicios como independiente en tu tiempo libre, etc. Solo es cuestión de que te animes a explorar y probar con algunas opciones. Te sorprenderá lo que te puede rendir el tiempo si lo optimizas (este es tu mayor activo).

6. Invierte

Algo muy interesante es que con reducir egresos y aumentar ingresos, te va a quedar dinero que puedes usar para invertir y comenzar tu camino hacía el éxito financiero. Si inviertes correctamente vas a recibir más ingresos y podrás estar más tranquilo en épocas de vacas flacas. La planificación financiera es un proceso donde el límite lo pones tú. Recuerda también invertir en tu felicidad y en calidad de vida (pensando en tu futuro). De nada sirve tener mucho dinero si no tienes equilibrio en tu vida.


SIGUIENTE NOTA
Cinco recomendaciones para evitar sobre endeudarte con los bancos
Actualidad
Cinco recomendaciones para evitar sobre endeudarte con los bancos
06/11/18 - Capital