*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

9 cosas que increíblemente no deben hacer los turistas en el extranjero

Si deseas pasar tus vacaciones a algunos de estos lugares, debes tener cuidado con cometer algunas prohibiciones o te costará muy caro.
¿Qué cosas no debes hacer en el extranjero?

En esta época del año, muchas personas optan por salir al extranjero para conocer otras ciudades, otros ambientes, otras culturas y de esta manera, desconectarse por completo de su rutina.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que ciertos países presentan restricciones para los turistas. Es decir, hay cosas que las extranjeros están prohibido de hacer en su país. Por ello, te presentamos una lista hecha por el portal RT de nueve actividades que no debes realizar en algunos lugares.

 

 

En España, conducir con las chanclas puestas está prohibido y conlleva multas.
Según la legislación del estado estadounidense de Nevada, los hombres no pueden besar a las mujeres a no ser que se afeiten el bigote.
De acuerdo con la legislación griega, las visitantes no pueden llevar tacones en los antiguos monumentos históricos, porque este tipo de calzado puede dañar los edificios.
En Brunéi, Malasia, Indonesia, Tailandia y Singapur está prohibido entrar en lugares públicos con un durián, puesto que esta fruta tiene un fuerte olor que puede causar nauseas.
En Japón ser obeso podría suponer un problema. De acuerdo con los estándares gubernamentales, el volumen de cintura de los hombres no debería exceder los 90 centímetros y los 80 centímetros para las mujeres.
En Alemania los conductores deben estar especialmente atentos a la cantidad de gasolina que les queda en el coche, ya que si se acaba, el conductor ha violado la ley.
En Barcelona (España) los escupitajos pueden salir caro a los turistas desinformados. Según el ayuntamiento de la ciudad, la persona que escupa en la calle puede ser multada con hasta 120 euros.
Si usted planea viajar a Singapur, tiene que tener cuidado con los chicles. Está permitido llevarlos en los bolsillos, pero se prohíbe masticarlos.
Queda prohibido alimentar a las palomas en la Plaza de San Marcos en Venecia (Italia). Tras recibir abundante y continua alimentación, los pájaros pueden perjudicar los monumentos históricos de la ciudad.