*

Advierten sobre nuevas modalidades de estafas y cómo protegerse

Especialistas de la División de Estafas de la Policía Nacional del Perú explicaron en Radio Capital las estafas más comunes.

Recoger un billete del suelo, recibir una llamada telefónica y hasta responder a un transeúnte en la calle se han convertido en verdaderos peligros debido a la proliferación de estafas. Un lamentable ejemplo es lo ocurrido a una anciana de 79 años que perdió 9 mil soles por el cuento de la “pepita de oro”.

Ante ello, el comandante Henry Huerta, de la División de Estafas de la Policía Nacional del Perú explicó que los delincuentes analizan a sus víctimas para identificar si éstas reciben pensiones, viven solos o retiran dinero con frecuencia. Por ello recomendó realizar transacciones en compañía de un familiar o amigo.

 

En diálogo con Radio Capital, Huerta explicó por ejemplo en qué consiste la modalidad “cascada”: “Estos delincuentes les tiran un paquete supuestamente un fajo de dólares (el primer billete se nota que es un dólar) entonces a penas el sujeto lo recoge aparece otro que le dice repartirse el dinero y luego de regresa el supuesto agraviado y terminan quitándole su plata”.

Por su parte el brigadier José Illesca Prado advirtió que las personas de la tercera edad son las más propensas a ser víctimas porque  “se sienten solas y como a veces no tiene comunicación con su familia tienen afán de sentirse útiles lo que es aprovechado por los delincuentes”, expresó.

En ese sentido instó a las víctimas a denunciar estos casos, por más pequeños que sean, acercándose a las comisarías o llamando al 431-8179.

“Con su denuncia vamos a tener las características de los vehículos con los que se desplazan y en base a estos datos hacemos una triangulación con todas las dependencias policiales para conocer quiénes son los delincuentes”, indicó.

Otras estafas comunes:

1. El estafador se contacta con persona jubilada y le pide que deposite un monto de dinero a cambio de ayudarle a cobrar por sus años de servicio en una empresa.T

2. Los delincuentes se hacen pasar por policías para avisar por teléfono que un supuesto familiar está detenido y pedir un monto a cambio de su libertad.

3. Correos electrónicos o páginas web apócrifas de bancos que piden datos personales, claves de tarjetas o depósito de dinero a determinadas cuentas para acceder a beneficios económicos. Se recomienda siempre contactarse con la empresa mencionada para verificar la información.