*

Año escolar 2020: ¿Cómo usar correctamente una mochila para evitar lesiones?

Especialista en terapia física de la comuna limeña advierte que exceso de peso podría generar lesiones en los niños. 

Especialista en terapia física de la comuna limeña advierte que exceso de peso podría generar lesiones en población infantil.

A pocas semanas del inicio del año escolar, muchos niños y niñas vuelven a las aulas para retomar las clases, y los padres de familia casi siempre optan por la mochila de moda como uno de los elementos indispensables en esta época. Ante ello, la Municipalidad de Lima, a través de Sisol Salud, brinda recomendaciones sobre el peso adecuado que debe tener este artículo y así prevenir lesiones a largo plazo. 

La licenciada Martha Carquin, fisioterapeuta especialista en ergonomía de Sisol Salud, refiere que la sobrecarga de útiles escolares en la mochila, durante 5 días a la semana y 9 meses en promedio, puede producir dolores y problemas de espalda, malas posturas y desviaciones de la columna vertebral. Estas lesiones se podrían volver crónicas en el futuro, por lo que se recomienda que padres y educadores restrinjan al mínimo indispensable el transporte diario de material escolar.

PESO DE LAS MOCHILAS

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el peso de la mochila no debe superar el 10% o 15% del peso corporal del niño, es decir, si el menor pesa 30 kilos, se recomienda que el peso de la mochila sea entre los 3 y 4.5 kilos.

La especialista recomienda que se usen mochilas de tira ancha y acolchada, y que el ancho de la misma no sea mayor al de los hombros ni el tronco del escolar. Esta debe ir sobre la zona lumbar a unos 5 centímetros por encima de la cintura y regulada con correas para que quede por encima de los glúteos.

Cuando el niño lleve la mochila, debe hacerlo siempre de ambos tirantes, nunca solo de uno. Respecto al contenido, los objetos más pesados deben colocarse siempre en la zona más cercana a la espalda.

MOCHILA CON RUEDAS

En el caso de las mochilas con ruedas, la profesional enfatiza que estas deben ser ajustables en altura para que el niño pueda caminar lo más recto posible, y así su espalda sufra menos. Siempre se debe empujar hacia adelante y no arrastrarla, porque al hacerlo aumentará la curvatura de la espalda. Si el menor debe subir escaleras, lo recomendable es cargarla pegada a su cuerpo.

“Es importante que evitemos transportar cargas adicionales que incrementen el peso y el niño se vea obligado a arquear hacia adelante su columna y cabeza. Si tiene que transportar más de una mochila, se sugiere llevar una por delante y otra por detrás”, resaltó la experta.

Con estas recomendaciones, la comuna limeña busca que la población tome medidas sobre la prevención de problemas de salud que afecte el proceso de aprendizaje y rendimiento de los niños en el colegio y  ante cualquier síntoma puede acudir a los especialistas en Terapia Física y Rehabilitación o Traumatología de Sisol Salud.

TE SUGERIMOS LEER