*

Aspec: trabajo remoto y educación online no pueden disparar los recibos de luz

Organización insiste en que empresas de luz tengan canales más efectivos de reclamo. 

Aspec: trabajo remoto y educación online no pueden disparar los recibos de luz

El teletrabajo, la educación a distancia y el mayor uso del televisor durante la cuarentena no pueden haber disparado el consumo de luz al punto de triplicar e incluso quintuplicar los recibos de muchas familias, advirtió hoy la Asociación Peruana de Consumidores (Aspec).


Crisólogo Cáceres, director de dicha asociación, dijo que si bien es razonable el argumento expuesto por Luz del Sur y Edelnor en el sentido de que el recibo aumentó porque hubo más gente en casa, no se puede cuadruplicar o quintuplicar el monto a pagar.


"Si alguien dice que su consumo era 100 soles y le subieron a 150 o 160, eso se puede aceptar porque es un incremento del 50%, pero hay quienes están reclamando porque le subieron 500% o 600% su recibo de luz. Eso no se puede aceptar", comentó a la agencia Andina.


Cáceres recordó que el teletrabajo o la educación a distancia se ejecutan a través de computadoras, tablets, laptops o celulares, es decir equipos eléctricos que consumen menos energía.


"En el ranking de equipos eléctricos que más consumen energía están las planchas, las termas eléctricas, las cocinas eléctricas, las lavadoras, los equipos que funcionan a motor, el microondas, pero no las computadoras o laptops. Por eso es inaceptable culpar al teletrabajo del alza del recibo de luz", añadió.


El representante de Aspec lamentó que cientos de consumidores, entre ellos adultos mayores, acudan a las oficinas de las empresas eléctricas y hagan largas colas para reclamar por lo que consideran tarifas injustas, más aún en estos tiempos en que la economía familiar ha sido golpeada por la pandemia del coronavirus.


Por ello, solicitó nuevamente la existencia de canales efectivos y sencillos para la presentación de reclamos así como la pronta atención de los reclamos de las tarifas cobradas desde el mes de marzo.


Igualmente, demandó la compensación efectiva a los usuarios, mediante la devolución de lo pagado indebidamente o mediante la aplicación de esas sumas a recibos futuros.


Debe indicarse que, debido al aislamiento social por el Covid-19, se prohibió que el personal que hace la lectura de los medidores salga a la calle a cumplir esta función y, en vez de ello, las empresas fueron autorizadas por decreto a emitir recibos de electricidad sobre la base del consumo histórico (los últimos seis meses previos).


Ese decreto indicaba también que, cuando termine la cuarentena, la regularización se efectuará con las lecturas reales en los medidores. Si hubiera exceso de consumo, éstos pueden ser fraccionados hasta en veinticuatro (24) meses o, si se cobró demás, se efectúe el reintegro al usuario en el recibo del mes, y siguientes si fuera necesario.

TE SUGERIMOS LEER