*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Caso Rubén Leiva: Desparecido hace un mes fue asesinado por su amigo

Su amigo Joel Maldonado confesó que lo asesinó y enterró su cuerpo en La Molina.
Foto: Familia de Rub

Treinta y siete días después de su desaparición, la Policía Nacional (PNP), encontró sin vida el cuerpo de Rubén Eusebio Leiva Calderón enterrado en una cochera de buses de la Molina, luego de que su mejor amigo Harold Joel Maldonado confesara el crimen.

Como se recuerda el pasado 20 de diciembre Leiva Calderón fue visto por última vez cuando salió a vender su auto Kia blanco de placa D6M-389. Según indicó la familia, aquella vez, el joven había sido contactado por un cliente de identidad desconocida.

Sin embargo, tras varios días sin tener noticias del desaparecido se supo que peritos de criminalística y personal del Ministerio Público empezaron a seguirle los pasos a Joel Maldonado.

Según informaciones policiales, al ser interrogado este incurrió en contradicciones. En un primer momento negó haber estado con Leyva Calderón el día de su desaparición; sin embargo, luego lo aceptó ante las evidencias (vídeos) por lo que se dispuso su detención preliminar.

La prueba con la que contaba la Policía era el video de la cámara de seguridad de la oficina del Servicio de Administración Tributaria (SAT) del Jockey Plaza, en el que se ve a Leiva con Harold Maldonado a la 1 de la tarde del sábado 20 de diciembre.

Es así, que en horas de la mañana de este martes, los peritos permanecieron durante varias horas en la vivienda del sospechoso en La Molina y posteriormente, inspeccionaron el local de su padre que se ubica en la cuadra 01 de la avenida Parque Sur, en San Isidro.

Ya en horas de la noche llegaron hasta a la referida cochera en La Molina, que también es propiedad del padre del sospechoso.