*

Cerraron 6 cantinas que generaban ruidos molestos y escándalos en Cercado de Lima

Los locales tenían licencia como restaurantes, pero en la noche se convertían en bares.
Sus administradores recibieron multas que oscilaban entre el 25% de una UIT.

Cercado de Lima. Un total de 6 locales, que en las mañanas funcionaban como restaurantes y en las noches se convertían en cantinas, fueron clausuradas por la Municipalidad de Lima, debido a que perturbaban la tranquilidad del vecindario. El operativo estuvo a cargo de la Gerencia de Control y Fiscalización durante el último fin de semana.

En respuesta a las continuas denuncias que llegaban al despacho municipal en relación con que la primera cuadra del Jr. Puno, en el Cercado de Lima, se había convertido en una interminable fuente de ruidos molestos, robos y peleas callejeras, en el operativo participaron personal de la Subgerencia de Vigilancia Sanitaria y la gerencia de Defensa Civil.

“Tienen venta de licor como complemento de comidas, sin embargo a partir de las tardes se converten en cantinas, esto significa que el giro está siendo violentado con un servicio no contemplado por las licencias”, expresó John Ortiz, subgerente de Fiscalización y Control de la comuna limeña.

Durante el operativo, que fue acompañado por efectivos de la comisaria de Alfonso Ugarte, se clausuraron los establecimientos “La Taberna de Lima” (Jr. Puno, 139),  “Tulip” (Jr. Puno, 138), “La Taberna” (Jr. Puno, 118), “Mi Cevichón (Jr. Puno, 135), “Bar De Boleto” (Jr. Puno, 125) y un local ubicado en el numeral 145 del citado jirón.

Sus administradores recibieron multas que oscilaban entre el 25% de una UIT y una Unidad Impositiva Tributaria, tal como ocurrió con el local “Tulip” donde inspectores de Defensa Civil detectaron que se atendía en condiciones de alto riesgo, al encontrarse sistemas eléctricos expuestos y deficientes.
 

Los locales funcionaban como restaurantes y en las noches se convertían en belicosas cantinas que perturbaban la tranquilidad.