*

Clausuran galerías donde vendían clandestinamente perros en el Mercado Central

Durante operativo se rescató a siete cachorros desnutridos y maltratados, que iban a ser vendidos a través de catálogos y contacto telefónico.
Durante el 2016 se llevaron a cabo ocho operaciones de este tipo. En ese lapso se rescataron más de 200 canes, 230 aves y alrededor de 150 ratas blancas y hamsters.

Una casona conocida por albergar en su segunda planta cuartos que funcionaban como almacenes clandestinos de animales, que eran vendidos a través de catálogos y contacto telefónico, fue clausurada por la Municipalidad de Lima al detectarse que pese a los múltiples operativos y advertencias, se continuaba facilitando esta actividad ilegal en su interior.

Agentes de Fiscalización y Control de la Municipalidad de Lima colocaron muros de concreto en los ingresos de la galería ubicada en el Jr. Ayacucho, 568, hasta donde habían llegado inicialmente para evaluar las condiciones estructurales de este y otro predio contiguo, ubicado el número 564 del mismo jirón, a escasas cuadras del Mercado Central.


En el primer piso de ambos establecimientos funcionan comercios dedicados a la venta de artículos para animales domésticos y aves. El subgerente de Fiscalización y Control de la comuna limeña, John Ortiz, explicó que durante la diligencia se detectó la presencia de siete cachorros en una de las viviendas del 568 del Jr. Ayacucho, situación que alertó a los agentes ediles debido a la reputación del local.

Lamentó que pese a los constantes operativos realizados por la municipalidad para detener el maltrato y venta de animales en el marco de la campaña “Rescátame de las calles; no me compres, adóptame”, esta actividad continúe en el lugar.

“A los vecinos les recordamos que en el Centro Histórico de Lima no está permitida la venta de mascotas, la zonificación no lo permite. Si se acercan a estas zonas lo único que van a hacer es generar el maltrato de animales que viven en condiciones de salud totalmente precarias”, expresó.


Asimismo, el funcionario refirió que las áreas comerciales de ambas casonas convertidas en galerías, adolecían de deficiencias de seguridad, situación que generó que los locales sean declarados en riesgo alto por los inspectores de Defensa Civil.

Ortiz Aponte sostuvo que se ha dispuesto la vigilancia permanente de personal de fiscalización en el citada cuadra del Jr. Ayacucho. “La labor no acaba allí sino que estamos realizando investigaciones para evitar que se siga comerciando canes en otras calles”, dijo.


Los cachorros, cinco Shih Tzu y dos perros peruanos, todos con indicios de sufrir de desnutrición y maltrato, fueron puestos en adopción por personas empadronadas en la campaña “Rescátame de las calles”, luego que veterinarios municipales los estabilizaran y vacunaran.

Este es el primer rescate de mascotas del año que realiza la Municipalidad. Durante el 2016 se llevaron a cabo ocho operaciones de este tipo. En ese lapso se rescataron más de 200 canes, 230 aves y alrededor de 150 ratas blancas y hamsters.