*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

¿Cómo pagar menos por consumo de agua? Esto es lo que debes hacer

Usar el inodoro como un tacho de basura trae consecuencias muy altas, que se reflejan en tu recibo de agua.

Hay diez cosas que no debes tirar al inodoro.

El impacto que sufre el bolsillo, al usar el inodoro como un tacho de basura, es alto. Y es que hay muchos productos que después de usarlos son tirados irresponsablemente al retrete y, para que puedan pasar al desague, necesitan hasta tres o cuatro descargas de agua, reflejándose finalmente en el recibo mensual por consumo.

Es el caso de las toallitas húmedas, pañales, toallas higiénicas, papel higiénico, colillas por cigarrillo e isopos, son productos que, por su liviano peso, necesitan de más descargas de la cisterna para que pasen al alcantarillado. Incluso, algunos de estos, como las colillas e isopos no se degradan con facilidad y arroja todos los químicos que lleva un cigarrillo a la red de aguas.

Mientras tanto, las toallas húmedas se han convertido en el peor enemigo de los sistemas de agua y alcantarillado en Lima y Callao porque, como no se deshacen, también crean atascos en las tuberías de su hogar.

Según declaró a La Atarjea Radio el especialista comercial de Sedapal, Hernán Bazán,  los preservativos también dañan considerablemente los servicios de agua y alcantarillado. Estos, por estar diseñados para no romperse aparecen flotando en muchas alcantarillas de la ciudad.

También la lejía y amoníaco que se utiliza para la limpieza en los hogares, no son fáciles de desechar. Son altamente contaminantes y pueden oxidar la materia orgánica. Es necesario que estén bien diluidos y utilizarlos con moderación antes de arrojarlos. Así también los medicamentos y las pinturas y disolventes son muy contaminantes y muchas veces terminan en los sistemas de irrigación o en los depósitos de agua potable.