*

¿Cómo se gestiona la calidad en el país? Los 3 grandes pilares

Una cultura de calidad implica que las empresas cumplan con los estándares de calidad de producción, a través de tres directrices: Normalización, Acreditación y Metrología.
La acreditación brinda seguridad y confianza al consumidor.

En julio del 2014, la Ley N° 30224 creó el Sistema Nacional para la Calidad (SNC) y el Instituto Nacional de Calidad (INACAL), con la finalidad de promover el desarrollo y la competitividad de las actividades económicas y la protección del consumidor. Asimismo, INACAL tiene como objetivo mejorar el comercio local y de exportación y generar una cultura de la calidad a través de la incorporación de la calidad en las decisiones de consumo, producción y comercio.

Para lograrlo existen tres grandes pilares: Normalización, Acreditación y Metrología, que en conjunto conforman lo que se denomina la Infraestructura de la Calidad.

Seamos peruanos de calidad

A continuación, explicamos cada uno de ellos.

Normalización. Es la instancia responsable del desarrollo de las actividades de normalización en el ámbito nacional, es decir, es quien se encarga de aprobar las Normas Técnicas Peruanas (NTP) recomendables para todos los sectores de la actividad económica. Asimismo, dirige el proceso de normalización de las NTP y presta atención técnica en el campo de normalización, considerando la demanda del sector público y privado.

Acreditación. Esta dirección es la que se encarga de administrar la política y gestión de la acreditación, goza de autonomía técnica y funcional. La acreditación es el reconocimiento formal de la competencia técnica luego de que los laboratorios se hayan sometido a una auditoría para demostrar que cumplen con las normas y directrices internacionalmente reconocidas. Es decir, evalúa la competencia técnica de laboratorios, organismos de certificación e inspección, permitiendo el cumplimiento de los reglamentos establecidos.

La acreditación brinda seguridad y confianza al consumidor, ya que al adquirir un producto certificado por un laboratorio u organismo acreditado, se sabe que ha pasado por un proceso de evaluación y que cuenta con servicios de laboratorio, certificaciones e inspecciones basados en la integridad, eficacia y competencia.

Metrología. Se encarga de custodiar y mantener los patrones nacionales de medida y ofrecer los servicios de calibración a todos aquellos que estén interesados. La aplicación de la metrología sustenta la calidad de bienes y procesos manufacturados a través de una medición exacta y confiable. Asimismo, presta servicios de calibración de equipos e instrumentos de medición a los laboratorios de calibración y a la industria cuando el nivel de exactitud y/o alcance lo requiera. El objetivo principal es demostrar la competencia técnica de los laboratorios de ensayo para que puedan dar certificados de calidad, basados en una buena práctica, bajo los estándares y patrones requeridos.

Es necesario que el Estado, empresas, organizaciones, centros de estudio y ciudadanos reconozcan los beneficios de la calidad y así ir construyendo, poco a poco, una cultura de calidad en nuestro país. Aún tenemos mucho camino por recorrer, pero estamos a tiempo de hacer las cosas bien.