*

Consumir medicamentos de dudosa procedencia te puede enfermar o matar

El consumo de medicamentos y otros productos farmacéuticos falsificados o del comercio ilegal puede generar efectos nocivos para la salud.

El consumo de medicamentos y otros productos farmacéuticos falsificados o procedentes de cualquier modalidad del comercio ilegal puede generar efectos nocivos para la salud de las personas y hasta ocasionarles la muerte; los sectores de menores recursos económicos  constituyen el público objetivo de esta ilícita práctica, informó la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid).
 
“El consumo de medicamentos de origen ilegal, es decir, falsificados, adulterados, vencidos, sin registro sanitario, de contrabando, de origen desconocido, sustraídos de hospitales del Estado, muestras médicas o que sean almacenados o vendidos en condiciones inadecuadas es muy peligroso para la salud de las personas y puede poner en riesgo su vida”, advirtió el director general de la Digemid, Pedro Yarasca Purilla. 
 
El funcionario hizo la advertencia al anunciar el lanzamiento de la Campaña Nacional “La Medicina Bamba Mata” -que se inició hoy en el Instituto Nacional de Salud del Niño-Breña. Yarasca explicó que el consumo de estos medicamentos puede afectar la salud de las personas por varias razones.

“Si el medicamento es falso y carece de principio activo, el organismo no recibirá los efectos terapéuticos esperados, con lo que la enfermedad de la persona podría agravarse por falta de tratamiento e incluso ocasionarle la muerte; si es de origen desconocido o está vencido podría generar intoxicaciones y otros efectos no deseados que también pueden ser peligrosos”, remarcó.

“El objetivo de la campaña es informar a la población sobre los peligros que implica consumir medicamentos de procedencia ilegal y proporcionarle la información necesaria para no poner en riesgo su salud y su vida. Los medicamentos deben adquirirse solo en farmacias y boticas privadas autorizadas o en farmacias de hospitales, centros médicos, postas médicas y clínicas. Por ninguna razón deben hacerlo en mercados, centros comerciales, campos feriales o cualquier otro establecimiento informal o clandestino”, manifestó.

Recomendaciones
Para verificar que un medicamento no es procedente del comercio ilegal, además de comprarlo en una farmacia o botica autorizada, Yarasca recomendó verificar que cuente con registro sanitario, fecha de vencimiento vigente, que las etiquetas tengan letras claras, definidas y que no hayan sido adulteradas y que no sean de propiedad del Estado, es decir, del Ministerio de Salud, EsSalud o sanidades de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. “Debemos tener siempre presente que la medicina bamba mata”, concluyó.

Escuchemos a la doctora Vicky Flores, Directora Ejecutiva de Control y Vigilancia Sanitaria de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas del Ministerio de Salud (DIGEMID)