*

Covid-19: Contraloría advierte que supervisión de la ATU en transporte público es insuficiente

Falta de supervisión, materiales de limpieza sin marca, plantas de limpieza y desinfección que incumplen procedimientos del servicio figuran entre los hallazgos del informe.

Contraloría recomienda aumentar acciones para mejorar limpieza del transporte público

La Contraloría General de la República advirtió que las medidas tomadas para evitar la propagación del Covid-19 en el transporte público no son suficientes. Por ello, recomendó aumentar  las acciones establecidas por la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU) para la supervisión del servicio de limpieza y desinfección de las unidades de transporte público en Lima Metropolitana y Callao.

Como se recuerda, el Decreto de Urgencia N° 026-2020, publicado el 15 de marzo de 2020, aprobó una serie de medidas destinadas a reducir la propagación del COVID-19 y entre las cuales figuró autorizar a la ATU a ejecutar acciones  de prevención, limpieza y desinfección de las unidades de transporte público, así como Corredor Segregado de Alta Capacidad (COSAC-I) – Metropolitano y de los Corredores Complementarios, para lo cual se autorizó una transferencia de S/ 50 millones.

Según el Informe de Visita de Control N° 5182-2020-CG/TRACO-SVC, el pasado 8 de abril, la ATU convocó un procedimiento de adjudicación para el servicio de limpieza y desinfección de 25,079 vehículos en Lima y Callao or un valor referencial de S/ 42’618,292.10, el cual fue adjudicado a un total de nueve empresas proveedoras.

Al respecto, la Contraloría detectó que las acciones de planeamiento, organización y supervisión de los servicios de limpieza y desinfección de las unidades de transporte público que han sido desarrolladas por la ATU no han sido suficientes para reducir el riesgo de la propagación y el impacto sanitario de la enfermedad causada por el COVID-19.

Los auditores de la Contraloría no evidenciaron la implementación de mecanismos de control y monitoreo que permitan al ciudadano y/o autoridad competente, verificar que las unidades autorizadas a circular durante el actual estado de emergencia sanitaria hayan sido previamente limpiadas y desinfectadas, lo que se sustenta en el resultado de las inspecciones realizadas. 

Durante las visitas de control, realizadas del 28 de abril al 14 de mayo de 2020 a un total de 100 plantas (paraderos) donde se realizaba la limpieza y desinfección de las unidades de transporte público convencional, del Metropolitano y de Corredores Complementarios, se verificó que dicho servicio incumple las obligaciones contractuales, como el equipamiento del personal, insumos sin rotulado, entre otros; además de un inadecuado procedimiento del servicio y del tratamiento de desechos biocontaminados, lo que ocasiona un riesgo de propagación del COVID-19 a los usuarios.

 

Deficiencias detectadas

Los auditores de la Contraloría visitaron plantas ubicadas en 19 distritos de Lima y Callao, donde se limpian y desinfectan los vehículos de 97 empresas de transporte, que cubren 126 rutas y significó la verificación de la limpieza y desinfección de 1,747 unidades de transporte. 

El informe advierte que el agua utilizada para la limpieza no reunía condiciones de salubridad, las mezclas de agua y detergente eran utilizadas para la limpieza de más de tres unidades; en otros casos no se usa detergente, los baldes donde se almacena la mezcla de insumos se encuentran sucios y la eliminación de dichas mezclas se realizaba en los lavadores de las plantas. 

Tampoco se pudo verificar la marca y composición de los materiales de limpieza, encontrándose el detergente almacenado en bolsa o envases sin logotipo ni marca, así como alcohol y lejía en envases sin rotulado e inadecuados  para su almacenamiento, desconociéndose su procedencia. Inclusive, finalizado los servicios de limpieza y desinfección, se pudo advertir en algunas unidades vehiculares la presencia de residuos sólidos, tierra, polvo en su interior y lunas opacas. 

Además se comprobó que la información proporcionada por la ATU no permitió que en algunas plantas (paraderos) se realice la verificación del cumplimiento de la limpieza y desinfección al no existir las direcciones señaladas o se cambiaron los horarios de prestación del servicio, a lo que las empresas de transporte manifestaron que fueron comunicados de los cambios el mismo día por teléfono o correo electrónico.

 También se advierte que desde la publicación del Decreto de Urgencia N° 029-2020, ocurrida el pasado 19 de marzo de 2020, hasta el 29 de mayo, la ATU no había contratado el servicio de supervisión de las labores de limpieza y desinfección. Durante ese período de tiempo, la supervisión fue realizada directamente por la ATU que solo disponía de 26 supervisores y sin la evaluación que sustente que esa cantidad de supervisores permitirá atender la cantidad de plantas, rutas y unidades en Lima y Callao.

En las visitas realizas a los paraderos de las rutas de las empresas de transporte se verificó la ausencia de supervisión por parte de la ATU en 74 plantas, de las cuales 72 corresponden a unidades de transporte convencional y dos a unidades de los Corredores Complementarios. 

Asimismo, se evidenció que en 33 paraderos de empresas de transporte convencional y dos plantas de Corredores Complementarios no se viene realizando el servicio contratado, ya que las unidades de dichas rutas no están circulando pero esta situación no era de conocimiento de la ATU.

Entre otras deficiencias detectadas está que los controles y registros de unidades a desinfectar no guardan uniformidad, ya que para algunas empresas se tenían formatos y para otras se tenían listas escritas a mano en hojas simples, las cuales presentaban tachas y enmendaduras y no tenían visto, autorización ni membrete de la empresa.

También se verificó el equipamiento e indumentaria de 276 operarios de las empresas de limpieza y desinfección, de los cuales 34 no contaban con lentes tipo google, 65 no contaban con respiradores P95, 13 no contaban con el traje NivelC (tyvek), 17 no contaban con guantes de jebe, 20 carecían de botas de jebe y 167 no contaba con Smartphone, situación que incumple los términos contractuales. Se observaron a algunos operarios con trajes deteriorados, en mal estado e incompletos, situación que advierte la falta de reposición y cambio de los mismos.

Algunas empresas de transporte convencional no cuentan con una planta (paradero) donde se realice la limpieza y desinfección, la cual se efectuaba en la vía pública, mientras que otras empresas no cuentan con iluminación propia dentro de las plantas, por lo que contaban solo con luz proveniente del alumbrado público.

TE SUGERIMOS LEER