*

Deudas castigadas: ¿qué hacer si no puedo pagar mis deudas?

Créditos consumo. El 75% del total de créditos castigados corresponden a este sector. Anticiparse. Factor clave para evitar mayores riesgos de endeudamiento a futuro.

Toma nota de estas recomendaciones para disminuir el problema crediticio.

Atrasarte en las deudas puede llegar a ser un dolor de cabeza, ya que puede traerte problemas con la entidad financiera a la que te afiliaste. Un reciente informe de la SBS (La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP) arroja datos interesantes del nivel de morosidad de los peruanos.

En el período comprendido entre los meses de setiembre 2017 y febrero 2018 los créditos castigados han representado en promedio el 0.13% del total de créditos directos. Y solo en el mes de febrero de este año, el 77.49% de los créditos castigados corresponden a créditos de consumo.

Esto revela que muchas personas que solicitan un préstamo no logran pagar de forma puntual sus deudas o no se proyectan y organizan en ellas. En ese sentido, Francisco Seminario Talledo, gerente comercial del Grupo Kobsa, nos ofrece cuatro recomendaciones para disminuir nuestro problema crediticio.

1. Anticiparse. Lo ideal es que la situación de endeudamiento no llegue a deteriorarse. Para ello, si sabes que el próximo mes no podrás pagar la deuda, comunícate con la entidad financiera para lograr un acuerdo y evitar la temible cobranza.

2. Refinanciamiento. Refinanciar una deuda funcionará para modificar las condiciones del contrato establecido. Para ello, se evaluarán varios aspectos del deudor como número de entidades con las que mantiene deudas, si te encuentras clasificado en el sistema financiero, si mantienes o no constantes retrasos en sus pagos, etc.

3. Reprogramar. Esta es básicamente la extensión del plazo de pago de una deuda. De esta forma el monto de la cuenta disminuye para que logren ser pagadas por el deudor. Esto te dará ventaja para que te organices con las cuentas o negocios que mantiene. Además, tu calificación no se verá afectada en las centrales de riego y aún serás un cliente confiable.

4. Comprar la deuda. Si es muy complicado cumplir con tus obligaciones porque cuentas con varias deudas, puedes optar porque otro banco compre tus deudas y de esa forma unificarlas. Entre los principales beneficios de la compra de deuda tenemos que disminuiría el pago mensual y, el tener una única fecha de pago, permitiría un mejor manejo del presupuesto personal.


SIGUIENTE NOTA
6 pasos para liberarte de tus deudas rápidamente
Actualidad
6 pasos para liberarte de tus deudas rápidamente
02/10/18 - Capital