*

Donan vivienda a joven que rescató a su madre y vecinos del huaico en Carapongo

Al escuchar los gritos del vecino "salgan de allí, el huaico los va a matar", Jhon cargó a su madre en contra de su voluntad y la sacó de la vivienda, mientras esta se venía abajo.
La arquitecta de Eternit, Ingrid Venegas, indicó que estos módulos son fáciles de armar, pues solo requieren llave y martillo.

El drama continúa para miles de familias damnificadas por el Fenómeno del Niño, que azotó al país los últimos meses, pero la solidaridad y ayuda siguen llegando de manos de personas y empresas comprometidas con la reconstrucción de las zonas más afectadas. Como es el caso de Jhon Willian Canchanya, un joven de 24 años que rescató a su madre y a sus vecinos de morir ahogados cuando el huaico trajo abajo su vivienda y sus sueños, pero que hoy gracias a Eternit, tiene un nuevo hogar.

Historia conmovedora

Hace mes y medio, mientras Jhon y su familia -conformada por su madre, su hermano, cuñada y sobrinos- dormían en la vivienda alquilada que habitan hace 20 años en Santa María Baja - Carapongo, un huaico los sorprendió. Su madre, Fortunata Jiménez (42), no quería salir de su casa, ya que no quería perder todo lo que había conseguido con tanto esfuerzo.

Jhon, al escuchar los gritos del vecino “salgan de allí, el huaico los va a matar”, cargó a su madre en contra de su voluntad y la sacó de la vivienda, mientras esta se venía abajo. En el traslado hacia la casa del vecino, el agua que estaba tan alta entró a un medidor. Al pasar John tan cerca, sintió la corriente que lo tiró unos metros más allá. Sin embargo, John se levantó y continúo caminando con su madre en brazos.

Una vez que Fortunata estuvo fuera de peligro, Jhon fue a ayudar a los vecinos que no podían salir de sus casas. Con un pedazo de madera hizo un bastón y junto a su hermano cruzó hacia las casas para rescatarlos. Con una soga, las personas comenzaron a descender por las ventanas. John los recibía y los llevaba a buen recaudo.

Ayuda

Tras perderlo todo, hasta los pocos ahorros que tenía su madre, la empresa Eternit se hizo presente y le entregó hoy una vivienda modular que consta de tres ambientes, para que él y su familia tengan un nuevo inicio. Este módulo desarrollado por Eternit, en alianza con Andina Home, tiene un área aproximada de 20 m2 y una altura de más de 3 metros. Está hecha a base de una estructura de madera y placas de cemento apta para exteriores y no inflamable.

Seguirán donando casas

La arquitecta de Eternit, Ingrid Venegas, indicó que estos módulos son fáciles de armar y desarmar, pues solo requieren llave y martillo. “Entre dos personas se levanta una vivienda en tan sólo cuatro horas y de la misma manera puede ser desmontada y movilizada a otro lugar”, expresó. Asimismo recordó que sigue siendo tiempo de ayudar, “No podemos parar de donar y de ayudar a los que más nos necesitan, es nuestro compromiso como empresa y como peruanos”.

Recordemos que la compañía Eternit formó parte de campañas de reconstrucción muy exitosas con estos módulos, como en el terremoto de Pisco en 2007 y también en otros países donde tiene presencia el grupo Etex, la transnacional a la que pertenecen, como Ecuador, Colombia, Indonesia, Nigeria, Singapur, entre otros.

Eternit le entregó a Jhon una vivienda modular que consta de tres ambientes, para que él y su familia tengan un nuevo inicio.