*

El Sol podría destruir la Tierra con una megafulguración, según astrónomos

¡Alerta! Astrónomos aseguran que en el astro rey podría producirse un extraño fenómeno que podría acabar con toda esperanza de vida en la Tierra.
V

En un trabajo reciente, los astrónomos detallaron sus observaciones respecto a una nueva estrella binaria descubierta en nuestra galaxia llamada KIC 9655129. Con la ayuda de un telescopio Kepler, los expertos advierten que los bucles de fuego que está produciendo esta estrella podría significar una futura amenaza para la Tierra.

Los astrónomos afirman que, al igual que KIC 9655129, el Sol podría producir megafulguraciones o también conocidas como liberación de mucha energía, y provocar graves consecuencias para la vida terrestre, informó la revista estadounidense Popular Science.

Según los científicos, estas fulguraciones se parecen en cualidades físicas a las liberaciones de radiación producidas por el Sol, aunque las superan ampliamente. Según el citado medio, una  llamarada de la estrella binaria podría desprender la energía de una bomba de mil millones de megatones, mientras que las llamaradas de nuestro sol alcanzarían el poder de 100 millones de megatones de bombas.

"Si el Sol llega a producir tal megafulguración, esto tendría efectos de carácter desastroso para la vida en la Tierra; nuestros sistemas de comunicación GPS y radio se interrumpirían e incluso tendrían lugar posibles apagones de electricidad". Sin embargo, esto sería posible solamente bajo "ciertas condiciones", que según la actividad solar actual, son poco probables, sostienen los astrónomos.

Asimismo, el informe sostiene que las técnicas de predicción de clima solar combinadas con un mejor equipamiento de observación espacial están tan desarrollados actualmente que podríamos decir que, incluso, si lo peor está en camino, podríamos predecir con antelación las posibles amenazas de fulguraciones que van en dirección de la Tierra.

TE PUEDE INTERESAR:

#LoMásLeído: Tienen la tecnología necesaria como para replicar humanos, pero no lo hacen por temor a la opinión pública.

Posted by Capital on jueves, 3 de diciembre de 2015