*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

El testimonio de la madre del menor que fue dopado en una guardería en Cusco

Yudi Clavijo reveló qué sucedió el día que doparon a su hijo de tres años y qué fue lo que le respondieron los responsables de la guardería.

Una madre de familia denunció que su pequeño hijo, de solo tres años de edad, fue dopado el pasado jueves 28 de marzo en la guardería ‘Mi Solcito’, ubicada en la región Cusco.

La progenitora, identificada como Yudi Maribel Clavijo, se comunicó esta mañana con Capital y dio su testimonio de lo sucedido aquel día con el menor y cuál fue la respuesta que le dieron en dicho establecimiento.

En entrevista con Silvia González, reveló que cuando llegó al local proveniente de su centro de trabajo, el pequeño se encontraba en un estado lamentable: estaba totalmente pálido, con las manos frías y no tenía capacidad de reacción.

“Lo recogí una hora antes y lo encontré en un estado crítico, mal, grave. (Estaba) blanco, pálido, sus hombros caídos, las manos frías y no reaccionaba”, comentó.

Afirmó que al consultarle a la cuidadora qué había pasado con su hijo, ella se mostró nerviosa y le dijo que había estado durmiendo. Pero las irregularidades no habrían ocurrido solo en aquella ocasión.

Yudi Maribel asegura que previo al incidente, su pequeño no quería ir al establecimiento y manifestaba que tenía miedo. Sin embargo, las personas encargadas de su cuidado solo atinaban a decirle que su hijo “estaba en proceso de adaptación y tenía mamitis”.

Agregó, incluso, que el menor no solo habría sido dopado por sus cuidadoras sino también maltratado físicamente durante el tiempo que estuvo a su cargo (poco más de un mes).

“No solo me lo han estado dopando, me lo han estado maltratando físicamente porque él me decía ‘duele cabeza mama, miedo, no quiero’. Mi pequeño sufrió un trauma muy terrible, además de ello salió con infección estomacal de ahí”, apuntó.

Pide garantías

Clavijo pidió garantías a las autoridades, pues asegura que se siente amenazada por los dueños de la guardería. Afirmó además que han amedrentado a su abogado y a ella incluso la han seguido.

“Yo quiero pedir garantías porque me siento amenazada, han amedrentado a mi abogado, me han estado tomando fotos, me han estado siguiendo. temo por mi vida ahorita por el hecho de haber denunciado un acto indebido con mi pequeño”, precisó.

“Esta señora me dice que su esposo tiene influencia. Yo me siento amenazada, por eso estoy recurriendo a la prensa, las autoridades no han seguido su curso”, añadió.


SIGUIENTE NOTA
¿Debería ser obligatorio que las empresas instalen guarderías para los hijos de sus trabajadores?
Actualidad
¿Debería ser obligatorio que las empresas instalen guarderías para los hijos de sus trabajadores?
08/03/19 - Capital