*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Estrés en Perú: Mujeres reportan mayor nivel que hombres

Las dificultades económicas (64%) y los problemas de salud (35%) son las dos principales causas del estrés.
Morguefile

Todos en algún momento sufrimos de estrés, que es una respuesta adaptativa necesaria para la supervivencia de las especies, algo que siempre ha existido y que tiene una doble cara. Debido a que nos puede servir de gran utilidad para impulsarnos a hacer mejor las cosas o simplemente nos puede complicar más la vida.

Los peruanos no somos ajenos a este tema, todo lo contrario. Según la última encuesta del Instituto Integración realizada a 2,2000 personas en 19 departamentos del país se llegó a la conclusión que:

Seis de cada 10 peruanos señalan que su vida ha sido estresante en el último año, siendo las mujeres (63%) quienes reportan mayor nivel de estrés que los hombres (52%). Esto puede servir para estimular y motivarlos a desarrollar las cosas de manera más productiva. Sin embargo, si el grado es intenso, atenta contra la salud física y mental.

Para los peruanos, las dificultades económicas (64%) y los problemas de salud (35%) son las dos principales causas del estrés.

Otro tema que preocupa a los peruanos es la inseguridad ciudadana. Las personas se alarman permanentemente, ya que pueden ser víctimas de un delito con violencia.

Las responsabilidades en el centro de estudio, trabajo u hogar (33%) también influyen en este proceso de estrés. Luego está la inestabilidad laboral (31%), seguido por los problemas familiares con hijos (17%), problemas con la pareja (17%) y problemas familiares con sus padres (14%).

Debido al grave daño que el estrés puede causar, es necesario abordarlo dentro de un marco integral de promoción de la salud mental como política pública.

En el 2015, el presupuesto asignado a salud mental equivale a 0.6% del presupuesto total de salud; cifra bastante menor al 2.8% y 1.5% que se registran a nivel mundial y americano, respectivamente.

La responsabilidad no es solo del Estado: solo los seguros públicos cubren los trastornos mentales; los seguros privados no cubren ninguno. Chile, por ejemplo, cubre todos tanto con el seguro público como con el privado.