*

Fotos: el fotógrafo que capturó (y sobrevivió a) la crudeza de los atentados del 11-S en Nueva York

Phil Penman fue enviado a cubrir un accidente en las Torres Gemelas, pero terminó capturando el miedo de miles de personas cerca de la Zona Cero.

El fotógrafo Phil Penman tenía 24 años cuando fue enviado a cubrir el choque de un avión con una de las Torres Gemelas, cando llegó al lugar pensó que se trataba de un accidente, sin embargo lo que pasaría después cambiaría su vida para siempre. The Daily Mail, publicó esta serie de fotografías que muestran el miedo y la confusión de los ciudadanos de Nueva York durante los ataques terroristas del once de setiembre de 2001.

Primera impresión. Penman comentó que él imaginó que se trataba de un accidente y que quería sacar las fotos para entregarlas rápido. “Cuando llegué allí no había pasado mucho, las torres ya estaban en llamas pero no pude prever lo que pasaría después”. El fotógrafo contó que él estaba tan involucrado con sus tomas que no se daba cuenta de lo que sucedía a su alrededor, hasta que la primera torre cayó. “Una pareja de bomberos me vio y me dijo que corriera, así que no necesité más aviso, cogí mi equipo y salí de allí”.

Desesperación. Penman logró entrar a una tienda de discos, mientras una nube de escombros cubría la ciudad. “Segundos después no se podía ver nada, todo estaba completamente oscurecido y no se podía respirar así que fuimos hacía la parte trasera de la tienda”. Dentro de la tienda esperó aproximadamente 10 minutos hasta que la luz se hizo visible nuevamente. “Recuerdo que cuando salí era un mundo totalmente diferente, volaban miles de papeles”.

Refugio. El fotógrafo comentó que salió nuevamente y la segunda torre cayó por lo que tuvo que ingresar con la escolta de un policía al sótano de una casa. “Recuerdo estar esperando, viendo las fotos que había tomado de las personas que lograron sobrevivir”.

No olvidar. Penman de 39 años concluyó diciendo que le une un vínculo muy especial con Nueva York, pues siempre quiso vivir allí y que sus fotografías del ataque sirven para que la gente recuerde. “No quiero que esto se convierta en algo que la gente olvide dentro de unos años. La única forma en que la gente aprende de sus errores es recordando y no podemos olvidar esto”.