*

Francisco Boza sobre Belaúnde: No hay nada ilegal en conversar con amigo

En Capital, Boza negó presiones en su renuncia. "Me tocaba cerrar un círculo", aseguró.

El expresidente del IPD, Francisco Boza, admitió en Capital que conoce desde hace años al prófugo empresario Martin Belaunde; no obstante, aseguró que solo le envío información sobre los proyectos de remodelación del polideportivo Elías Aguirre.

En conversación con Augusto Álvarez Rodrich, el exmedallista olímpico aseguró que no cometió un delito al enviarle una "ayuda memoria" pues en ese momento desconocía el vínculo del empresario con la empresa constructora Antalsis S.L., que formando un consorcio ganó una licitación por obras de infraestructura deportiva, algo que finalmente fue anulado.

“Le envié una ayuda memoria para la continuidad de proyectos de inversión. No hay nada ilegal en conversar con un amigo”, señaló.

Asimismo, Boza negó presiones en su renuncia. "Me tocaba cerrar un círculo", aseguró.