*

Coronavirus: cadáveres regados y pésimas condiciones de bioseguridad en el hospital Carrión

¡De terror! Las imágenes captadas por el congresista Paul García, en una visita inopinada, muestran las condiciones deplorables en las que médicos y enfermeras vienen realizando su trabajo en medio de la emergencia por el coronavirus.

El congresista de la República, Paul García Oviedo, puso al descubierto las pésimas condiciones en las que viene operando el Hospital Daniel Alcides Carrión del Ministerio de Salud, en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

En una visita inopinada, realizada la madrugada del lunes 13 de abril, el parlamentario pudo constatar el grave déficit de implementos de bioseguridad para los médicos y la falta de limpieza y desinfección en sus instalaciones.

Las imágenes captadas por el propio congresista muestran una escena casi de terror: cadáveres de pacientes con coronavirus apiñados en una habitación, guantes y mascarillas tirados en el suelo, y personal médico limpiando entre los pacientes sin la protección adecuada.

“No tienen bolsas (para los cadáveres). Según la norma, deben tener esas bolsas rojas para cubrir los cuerpos. Sin embargo, estos están envueltos solo con tela blanca o cobertor”, comentó en entrevista con Capital.

“Yo fui dos días y no hay personal de limpieza en la noche. Una persona ya está hospitalizada en el hospital Sabogal, infectada con Covid. Y las enfermeras y técnicos tienen que estar limpiando, exponiéndose, sin los implementos necesarios para realizar la limpieza. La mayoría me decía que no tenían protección. Una enfermera quería llorar y me dijo que estaban expuestos a la muerte”, continuó.

Muchos de ellos, asegura, no tenían lentes, guantes ni cobertor de cabello para evitar contagios. “En UCI y trauma shock estaban sin lentes. Me decían que les daban un implemento para toda la semana”, reveló.

Incluso, indicó que, en su recorrido, encontró a una persona durmiendo en el piso, en un rincón del área de hospitalización de Covid-19, la cual se encontraba cercada con cintas amarillas.

“Esa es el área de hospitalización del Covid-19. Nosotros, cuando caminábamos, estábamos cubiertos por completo, pero esa persona estaba durmiendo y ahí están hospitalizados los que tienen coronavirus”, relató.

Agregó además que, para llevar los cuerpos a la morgue, solo hay una persona de seguridad, “y entre todos improvisan quién puede hacerlo”. “La persona que está cuidando la puerta posterior del hospital, que es la morgue, es el que abre la puerta para llevar a los fallecidos. Ese día no contaba con mascarillas, solo con mandilón y guantes”, apuntó.

Carpas a 100 metros de la morgue

García Oviedo reveló también que las carpas instaladas al interior del hospital se encuentran a escasos 100 metros de la morgue, pese al riesgo que esto representa para los enfermos.

“Han instalado unas carpas en el mismo hospital y lo más aterrador es que están a 100 metros de la morgue. Cómo pueden exponer a los enfermos por covid cerca a un lugar tan infectado”, cuestionó.

TE SUGERIMOS LEER