*

¿Cómo purificar el agua para consumirla y para lavar frutas y verduras?

Para las personas que no pueden comprar agua embotellada o no tienen la posibilidad de hervirla.
Presta atención a las recomendaciones de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa).

El agua que almacenamos en baldes, bidones o botellas debe ser purificada con lejía comercial antes de consumirla. Incluso es necesario a la hora de lavar las frutas y verduras que comemos, recomendaron los especialistas de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), ante las limitaciones que miles de damnificados viven por los huaicos en el país.

Los especialistas de Digesa, María Eugenia Nieva y Freddy Núñez, explicaron que el procedimiento para la purificación del agua para el consumo humano es echar dos gotas de lejía comercial por cada litro de líquido elemento, mientras que para el lavado de frutas y verduras deben usarse tres gotas de lejía por litro de agua.

En ambos casos se debe esperar un mínimo de 20 minutos de realizada la mezcla del cloro para poder consumir con total seguridad el agua purificada. En declaraciones a la agencia Andina, Núñez informó que, de acuerdo al reglamento para consumo humano, el agua debe contener 0.5 miligramos de cloro residual por cada litro para poder tomarla sin temor a contraer enfermedades.

Recomendó, sin embargo, no realizar este procedimiento de purificación en el agua que se almacena durante semanas o meses, porque la formación de algas en el interior de los depósitos impiden que su tratamiento sea seguro.

#ENVIVO Desde Digesa, expertos explican cómo purificar el agua en tiempos de emergencia

Posted by Agencia de Noticias Andina on martes, 21 de marzo de 2017