*

Italia: juzgarán a expresidente Morales Bermúdez por Operación Cóndor

Estas 20 personas serán juzgadas por la desaparición y el asesinato de 23 ciudadanos italianos en el contexto de dicha operación.
Andina

Veinte miembros de las Juntas Militares de Bolivia, Chile, Perú y Uruguay serán juzgados por la desaparición de 23 ciudadanos italianos en el marco de la Operación Cóndor entre las décadas de 1970 y 1980, anunció hoy la Justicia italiana.

Entre esos 20 figuran el expresidente de facto peruano Francisco Morales Bermúdez (1975-1980) y el exjefe represor de Augusto Pinochet, Manuel Contreras, como anunció esta mañana el juez Alessandro Arturi, que instruyó la fase preliminar durante el último año, y como así figura en la sentencia, a la que tuvo acceso Efe, que fija el inicio del juicio para el 15 de febrero de 2015.

Estas 20 personas serán juzgadas por la desaparición y el asesinato de 23 ciudadanos italianos en el contexto de dicha operación, ideada por el chileno Augusto Pinochet y que coordinó la represión de la oposición política entre los regímenes de Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

Los imputados en este caso ascendían a 33 personas, si bien una decena de ellos -de nacionalidad uruguaya- aún no han sido enviados a juicio ya que Arturi aún debe verificar que pueden ser juzgados en Italia por los mismos cargos por los que ya han sido juzgados en su país y para lo que ha solicitado esa información al Ministerio de Justicia italiano.

Así lo explicó en rueda de prensa Antonello Amodeo, abogado y representante del Frente Amplio uruguayo, quien especificó que el plazo para pedir esta documentación finaliza el 19 de diciembre.

¿QUÉ FUE LA OPERACIÓN CÓNDOR?

Es el nombre con el que es conocido el plan de coordinación de operaciones entre las cúpulas de los regímenes dictatoriales del Cono Sur de América  (Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia) con la CIA de Estados Unidos, llevada a cabo en las décadas de 1970 y 1980.

Esta política comenzó tras la caída del presidente chileno Salvador Allende en setiembre de 1973. Una vez instalada la dictadura de Augusto Pinochet, altos mandos de la DINA (la policía secreta chilena) se reunieron en noviembre de 1975 con integrantes del servicio de inteligencia de Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay. Aquí se acordó realizar acciones de "prevención" contra elementos "subversivos".

En ese contexto, el Plan Cóndor se constituyó en una organización clandestina internacional para ejercer el terrorismo de Estado contra opositores a las mencionadas dictaduras, la mayoría de ellos pertenecientes a movimientos de la izquierda política.

La abogada argentina Susana García Iglesias explica con claridad cómo funcionaba la coordinación: "Los opositores políticos eran detenidos en cualquier país y, luego, al ser reclamados por las autoridades represivas de cada gobierno, eran trasladados a su país de origen".

Con información de EFE