*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

La llevaron con mentiras a una boda y descubre que ella era la que se casaba

Cuando se abrieron las puertas de la Iglesia, Mercedes se encontró con su familia y amigos mientras que su novio la esperaba en el altar.
Detrás de esta imagen hay una historia de amor de 30 años.

Gustavo Ortiz, un  fotógrafo de  Clarín, sorprendió a su pareja de más 30 años, Mercedes,  y la llevó con engaños  a la boda de un supuesto amigo. Cuando la mujer abre la puerta de la Iglesia descubre que era ella quien realmente se iba a casar mientras que el novio la esperaba en el altar.  

El casamiento sorpresa, título del video publicado en redes sociales, se llevó a cabo el fin de semana en la iglesia Sagrado Corazón en Buenos Aires, donde fue el único templo que  le aceptó casarlos sin consentimiento y conocimiento de la novia.

 

“Cuando le dije que se casaba el Mono, me contestó que bárbaro, que tenía un vestido que había usado en un 15 hacía unos meses. Pero era negro”, dice. Para solucionar el problema, el fotógrafo mandó a hacer “cuatro tarjetas especiales, con la invitación a un salón muy coqueto y caro de Barracas. Y las amigas la convencieron para ir todas de largo y para que no se vistiera de negro, le mandaban fotos al Facebook, hasta que se decidió a hacerse un vestido”.

El día de la boda ambos fueron en el auto con otra pareja. Como los invitados le habían dejado un lugar para estacionar el auto,  el novio dejó el vehículo en la puerta.  “Mi amiga nos dijo que camináramos más rápido porque ella y mi mujer iban más despacio por el vestido". De esta manera, Gustavo llegó antes al altar, donde esperaría a la madre de sus tres hijos junto a los demás amigos y familiares.