*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Ley de alimentación saludable: ¿Cómo beneficiará nuestra salud?

Consumir productos con alto contenido de sodio, grasas saturadas, azúcar y grasas trans puede provocar problemas gastrointestinales.

Desde el 17 de junio de 2019 se encuentra en vigencia la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes.

El 17 de junio de 2019 entró en vigencia la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes, promovida por el Ministerio de Salud (MINSA) y que rige la implementación de los octógonos de advertencia en todos los alimentos procesados que se vendan en el país, según lo establece el Manual de Advertencias Publicitarias del Reglamento de Alimentación Saludable.

Esta nueva medida ayudará a que miles de peruanos realicen una selección responsable del producto que van a consumir. Para el especialista César García, médico gastroenterólogo, los octógonos serán un aliado para vencer diversas enfermedades gastrointestinales y, de esa manera, beneficiar la salud pública.

“Es importante que la población peruana sepa lo que está consumiendo, pues ingerir productos procesados y ultra-procesados con alto contenido de sodio, grasas saturadas, azúcar o grasas trans, puede provocar problemas gastrointestinales a largo plazo”, señala García.

Las enfermedades gastrointestinales pueden variar según la edad de la persona, de ahí la importancia de un diagnóstico temprano. Existen varios tipos, uno de ellos es la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), conjunto de síntomas resultantes del reflujo del contenido gástrico hacia el esófago, la cavidad oral o los pulmones y según el especialista esta condición afecta aproximadamente al 40% de los peruanos.

“Existen tratamientos llamados frenadores de la bomba de protones, que ayudan a curar el esófago al bloquear la producción de ácido en el estómago y logrando así un alivio de los síntomas en el paciente. Si los medicamentos no funcionan o si el paciente quiere evitar el consumo de estos a largo plazo, el médico tratante puede sugerir cirugías”, precisa el especialista.

Además de los tratamientos y las cirugías, las personas pueden controlar la ERGE evitando alimentos y bebidas que contribuyan a la acidez como: el chocolate, el café, la menta, los alimentos picantes o grasosos, los productos con tomate y las bebidas alcohólicas3.

TE SUGERIMOS LEER