*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Ley Jóvenes: Abugattás y Lescano protagonizan pelea en debate

El oficialista tildó de ´ignorante´ al opositor, tras lo cual este pidió airadamente que retire la palabra. El nacionalista la cambió por ´desinformado malintencionadamente´.

Una discusión entre los congresistas Daniel Abugattás (Gana Perú) y Yonhy Lescano (Acción Popular-Frente Amplio) encendió el debate sobre la derogatoria del nuevo régimen laboral juvenil.

En su intervención, el oficialista tildó que “ignorante” al opositor, a la sazón, abierto impulsor de la derogatoria de la llamada Ley Pulpín.

Inmediatamente, Lescano pidió una interrupción y exigió que se retire el término que él consideraba ofensivo.

“El señor para insultando, calificando. No tendrá argumentaciones, pero el señor tiene la obligación de retirar la palabra. Si quiere defender la mano de obra baratas para sus intereses, que lo haga, pero sin insultar”, señaló.

Acto seguido, el nacionalista retiró la palabra y la cambió por “desinformado malintencionadamente”, al recordar que una vez derogada la norma no se podrá presentar una propuesta similar en este ejercicio.

“Las leyes de carácter tributario, relacionadas al impuesto a la renta, son de carácter anual. Si se deroga la ley el día de hoy, díganselo a los jóvenes, no se podrá aplicar en este ejercicio”, comentó.

“No sigan mintiendo. Si derogan la ley, como proponen todos aquellos que están yendo donde va la corriente, tienen que decirle a los jóvenes: “nos interesa poco o nada que el Estado invierta 650 millones en su capacitación, porque tenemos mejores propuestas””, sentenció.

Habla de descrédito
En otro momento, Abugattás cuestionó que algunos legisladores hablen de “descrédito” del Congreso, al recordar que este poder del Estado es el que cuenta con menor respaldo popular, según las encuestas.

“Hablan de descrédito. ¡Por amor a Dios! ¿Hay algo más desacreditado que todos nosotros? La ley por lo menos lo acepta 35 % de la población. A nosotros no nos acepta ni el 8 % de la población”, sentenció.