*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Los millenials son más propensos a decir groserias en sus entornos laborales

Un estudio realizado en Estados Unidos determinó que este grupo demográfico, encuentra normal expresarse con groserias entre colegas.
Entre los millenials las mujeres son quienes más tienden a decir groserías en sus ambientes laborales.

Un estudio publicado por la consultora estadounidense Wrike, determinó que un gran porcentaje de millennials tienden a expresarse con groserías dentro de sus centros de trabajo y según publicó Bloomberg, las mujeres jóvenes son las más propensas a proferir insultos en sus oficinas.

Por género. La investigación muestra que este grupo demográfico encuentra normal expresarse de esa forma entre colegas y determinó que las mujeres son más despreocupadas ante esta actitud durante sus horarios de trabajo. Precisamente tres cuartos de las gerentes y ejecutivas, admitieron decir groserías en sus ambientes laborales.

Asimismo la encuesta señala que un 47% de hombres se siente más cómodo trabajando en ambientes donde sus compañeros se expresen con groserías, mientras que solo un 40% de mujeres prefieren este escenario.

 

Generación X y Baby Boomers

Brecha generacional. El estudio sostiene que estos hábitos de comunicación no son bien recibidos por los miembros de la generación X y los Baby Boomers, ambos grupos demográficos anteriores a los millenials, que consideran las groserías como muy casuales y poco profesionales para sus entornos de trabajo. Pero pese a esto, la investigación señala que los millennials no son los primeros en incorporar estos hábitos de comunicación a sus rutinas de trabajo.


Genero

Por rubro. Entre los sectores con empleados que tienden a decir groserías en sus oficinas o ambientes de trabajo, el de salud es el que líder la encuesta con 64% y le sigue el sector de finanzas con 62%. Además el sector de educación con un 24% de maestros que admitió expresarse con maldiciones frecuentemente y también los sectores de servicios profesionales y tecnología.

Millenials