*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Mónica Cabrejos sobre trabajadoras de peajes agredidas: “Deberían tener su pistola eléctrica”

Conductora se refirió a las agresiones de los conductores contra las mujeres que cobran peaje. Además, reveló que ella sufrió agresión similar en un estacionamiento.

Durante su espacio en Capital, la conductora se refirió a las agresiones que sufren a diario los trabajadores de peajes por parte de los conductores. Según Lamsac, tres de cada cuatro agresiones e insultos son contra las mujeres.

Tal y como se ve en las cámaras de seguridad de las casetas, los conductores pellizcan, jalonean o golpean la mano de las trabajadoras luego de recibir su vuelto. Estos hechos generaron gran indignación en Mónica Cabrejos, quien calificó de “abusivos y acosadores” a los agresores, por lo que recomendó implementar un botón de pánico.

“Yo también estoy inconforme con el precio de los peajes, pero eso no significa que a un muchacho le voy a causar un daño. ¿Qué culpa tienen la trabajadora que está sentada en su puesto? Ahora entiendo por qué son tan serias. Su trabajo no es color de rosa. Eso es parte del acoso, ellas deberían tener un botón de pánico que activa una alarma a la policía de carretera para que metros más allá los intervengan. No puedes abusar de ese poder. No tienes que soportar estas agresiones de género. Que tengan sus pistolas eléctricas, por más que seas trabajadora no tienes que soportar este tipo de faltas de respeto y agresiones”, dijo.

Por otro lado, Mónica Cabrejos reveló cuando también fue dos veces víctima de un acoso similar, pero en este caso por parte de trabajadores de una playa de estacionamiento, y ella era la usuaria. En esas oportunidades, la conductora no se quedó quieta ni callada y les respondió a los hombres.

“En dos ocasiones, me ha pasado cuando he ido a una playa de estacionamiento, esos chicos que pulsan el botón por ti y te entran el ticket, me han dado el ticket y me han cogido la mano, dos hombres. Les quité la voluntad de volver a agarrar la mano de una mujer, yo era una usuaria”, agregó.

TE SUGERIMOS LEER