*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Osiptel advierte multas de más de S/ 1 millón a operadoras que no cesen venta de chips en la calle

Solo ayer, el ente regulador dio un ultimátum a las operadores de telefonía móvil para eliminar definitivamente esta actividad.  

El Osiptel también se pronunció sobre la venta de teléfonos robados y alertó que modificar el código IMEI constituye un delito.

El Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) interpuso medidas cautelares y dio un ultimátum de un día para que las operadoras de telefonía móvil del país eliminen de una vez por todas la venta indiscriminada de chips en la calle.

“Nosotros hemos emitido medidas cautelares a las cuatro operadoras, que entran en vigencia hoy día, para que de una manera definitiva y terminante cese la venta de chips en las calles. Eso es importante para la seguridad ciudadana y para que, desde el ente regulador, podamos efectivamente fiscalizar que se está cumpliendo con las disposiciones”, explicó Rafel Muente, presidente del Consejo Directivo de Osiptel.

Asimismo, advirtió que la multa a las empresas operadoras que incumplan con dicha disposición va desde S/ 634 200 hasta el S/ 1, 470, 000, pues se trata de una “infracción muy grave”.

“Nosotros vamos a salir a supervisar y fiscalizar que se cumpla con esta disposición y no hacerlo corresponde al incumplimiento de la medida cautelar. Se considera infracción muy grave que va desde S/ 634 200 soles hasta S/ 1 470 000 soles”, alertó.

Teléfonos robados

Consultado sobre la venta de teléfonos robados en algunas zonas de la capital, el funcionario indicó que el Osiptel viene bloqueándolos todos los meses, al detectar que los códigos IMEI han sido modificados.

No obstante, hizo un llamado de atención a los ciudadanos que, a pesar de ver que el móvil dejó de funcionar, continúan acudiendo a estos lugares para desbloquearlos.

“Nosotros estamos bloqueando esos celulares. Sin embargo, hay mucha gente que cuando se les bloquea el celular, vuelve a acudir a estos lugares, donde se vuelven a modificar los códigos IMEI. Los mismos ciudadanos están perpetuando esta situación de inseguridad ciudadana”, señaló.

En ese sentido, recordó que manipular los códigos internos de un teléfono robado es un delito tipificado en el Código Penal, así como también el hecho de comprar estos equipos.