*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

¿Por qué la leche materna es considerada la "segunda vacuna para el bebé"?

Nutricionista afirma que tiene más vitaminas, minerales y proteínas que fórmulas y leches evaporadas.
La leche materna protege a bebés contra obesidad, diabetes e infecciones gastrointestinales.

El Seguro Social de Salud (EsSalud) informó que la leche materna tiene amplios beneficios para el bebé, los cuales superan ampliamente a las fórmulas y leches evaporadas.

El nutricionista Marco Taboada informó que la leche materna es la forma más adecuada y natural de proporcionar aporte nutricional e inmunológico, ya que le aporta al bebé todos los nutrientes y anticuerpos que lo mantendrán sano, sin olvidar que le permite crear un fuerte lazo afectivo con su madre.

Evita enfermedades

Informó que la leche materna es considerada la “segunda vacuna para el bebé”, ya que evita que los recién nacidos se enfermen con frecuencia de infecciones respiratorias (incluyendo el asma, alergias), así como de infecciones digestivas  intestinales y anemia.

El especialista dijo que la leche humana proporciona beneficios para la salud del bebé a largo plazo como: menor riesgo de padecer obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Estos beneficios no son aportados por la leche de fórmula.

"La leche materna no solo ayuda que el bebé gane peso y talla, sino también potencia, a largo plazo, su capacidad de aprendizaje y rendimiento escolar. Su ingesta, después de los 6 meses hasta los 2 años de edad, de manera complementaria con los alimentos, previene la aparición de caries en los dientes", dijo.

El calostro

Dijo que, además, cuenta con una alta concentración de prebióticos, sustancias benéficas entre las que se encuentran los oligosacáridos, además de lactoferrina (proteína con capacidad antimicrobiana) que ayudan en la prevención de enfermedades. Indicó, además, que el calostro es la primera leche que se produce y su duración está entre los 2 y 4 días, antes de que se empiece a producir la leche de transición y luego de 10 días la leche madura.

Señaló que también el calostro protege la membrana digestiva, construyendo una barrera contra las infecciones, establece la flora bacteriana en el aparato digestivo, construye el sistema inmunológico y sus factores de crecimiento. "Es un fluido que está vivo y es similar a la sangre, puede construir, cambiar y preparar al bebé contra los gérmenes", anotó.