*

¿Qué aspectos tener en cuenta al momento de elegir un nido o guardería para los niños?

¿Sabes qué características tomar en cuenta antes de hacer una buena elección? Especialista nos brinda algunas de las más importantes.

Una buena guardería debe ofrecer un ambiente acogedor y sus empleados deben tener una actitud paciente y comprensiva con los pequeños.

La elección de una guardería –el lugar donde nuestros pequeños pasarán la mayor parte del tiempo mientras nosotros nos encontramos trabajando fuera de casa y no tenemos con quién dejarlos- es una situación que muchas veces demanda varias preguntas y obtiene pocas respuestas. Por ello, ¿sabes qué características tomar en cuenta antes de hacer una buena elección? Lenka Neyra, pedagoga y directora del Nido Arco Iris nos brinda algunas de las más importantes:

Fíjate si la guardería cuenta con licencia de funcionamiento

Como padres, lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que el centro tenga licencia y credenciales para operar. Es recomendable buscar información en internet sobre él y conocer si se encuentra en óptimas condiciones para el ejercer el servicio. De acuerdo con Lenka Neyra “una licencia en regla no garantiza que un nido o guardería ofrezca el servicio adecuado para tu hijo o hija por eso es tan importante que te informes debidamente antes de elegir”.

Buena reputación

Una buena guardería debe ofrecer un ambiente acogedor y sus empleados deben tener una actitud paciente y comprensiva con los pequeños. De acuerdo con Lenka Neyra, es recomendable que los padres “puedan acudir al lugar a la hora de salida de los niños y preguntar a los papás que están recogiendo a sus niños qué opinan. Tu primera impresión es importante y cuenta mucho. Si otros papás que tienen a sus hijos inscritos en ese centro no muestran demasiado entusiasmo, lo más probable es que a ti tampoco te guste” indica la especialista.

Distancia

Para algunos padres de familia es importante que el centro esté cerca de su casa, lo cual les permite ir a pie. Por ello, si cuentas con una guardería cerca a tu casa, no estaría de más que puedas visitarla y cerciorarte de ella. Si por el contrario cuentas con movilidad propia, podrías escoger otras opciones.

Buena organización

Es importante que el centro sea flexible y te permita dejar y recoger a tus hijos a diferentes horas, pero debe tener también normas muy claras sobre su funcionamiento, desde qué horas está abierto hasta cuáles son sus planes de emergencia. Así también según la especialista “una buena guardería te invitará a formar parte de ella ya sea a través de actividades o acompañando a los niños en salidas y excursiones. Si el centro no tiene una política de puertas abiertas y no anima a los padres a presentarse sin aviso, es probable que tenga algo que ocultar, así que es mejor que descartes esa opción” advierte la pedagoga.

Empleados capacitados y motivados

Una de las ventajas que las guarderías tienen sobre las niñeras y las personas que ofrecen cuidado infantil en sus casas es el disponer de empleados que han recibido formación laboral para ese trabajo. Los empleados de guardería deberían tener estudios superiores de al menos dos años de universidad o instituto con capacitación en desarrollo infantil, educación preescolar y entrenamiento de primeros auxilios para niños pequeños.

Para ello, una buena estrategia es observar cómo interactúan los empleados con los niños. De acuerdo con Lenka Neyra “los cuidadores deberían ser responsables, entusiastas, estar bien preparados  e incluso hacer preguntas específicas sobre las costumbres y el cuidado habitual de nuestros hijos. Con ello nos aseguraremos que las rutinas que hayan realizado en casa no sufran ninguna alteración”.

Cantidad de cuidadores suficientes

Asegúrate de que el centro tiene suficiente personal para que tu hijo o hija pueda recibir la atención necesaria. El promedio aceptable de niños por cuidador varía. Así por ejemplo, para niños entre 2 a 3 años debería haber un cuidador por cada cuatro niños en grupos de ocho, uno por cada cinco en grupos de diez y uno por cada 6 en grupos de 12.
Sin embargo, debes tener en cuenta que “los centros no necesitan seguir estas recomendaciones, así que deberás preguntar en las diferentes guarderías qué promedio de niños tiene a su cuidado cada empleado o maestra. Un buen centro intentará mantener grupos pequeños para estimular la interacción y el desarrollo” manifiesta la experta.

Actividades estimulantes y adecuadas según la edad

Las mejores guarderías tienen horarios estructurados que incluyen mucho tiempo para actividades físicas, momentos para que los niños se relajen (incluyendo sesiones diarias en grupo e individuales), programas de grupo, actividades individuales, comidas y tiempo libre. En ese sentido, de acuerdo con la especialista, “la televisión y los videos deberían tener poca cabida en ese horario. Sin embargo, si los videos son parte de las actividades,  los padres deben asegurarse que son apropiados para la edad de los pequeños y con contenido  educativo. Todas las actividades dentro de las guarderías deben estimular el desarrollo de los niños” acota Lenka Neyra. Y agrega: “Busca un centro que ofrezca una amplia variedad de juguetes que sean adecuados para la edad de tu niño o niña y que a su vez estimulen su desarrollo y lo ayuden a ser creativo”.

Limpio y seguro

Un buen centro está limpio y es higiénico. Los suelos, las paredes, los pasillos y el área de la cocina deben estar limpios. La cocina debe estar lejos de los baños y de los cambiadores de pañales, y los botes de basura deben vaciarse con regularidad. Además, debe mantener una temperatura adecuada, buena iluminación, estar ventilado y –de ser posible- contar con un área de juego exterior ya que “correr y saltar es bueno para su desarrollo físico, mental y social. No obstante si no es factible esta condición, los padres deben constatar que la guardería disponga al menos con mucho espacio de juegos en el interior. Recuerda que si percibes un área de riesgo o poca higiene, es mejor que continúes buscando” afirma la especialista.

TE SUGERIMOS LEER