*

¿Qué pasaría si no hubiese luz durante el Estado de Emergencia?

¿Qué pasaría si el sector energético dejara de trabajar? ¿Cómo funcionarían los respiradores artificiales sin luz? ¿Cómo recibirían las clases virtuales los estudiantes?

El talento humano y la excelencia operacional aseguran el funcionamiento del sistema eléctrico peruano.

Desde que inició la cuarentena en nuestro país, se han establecido medidas por parte del gobierno para salvaguardar la vida de millones de peruanos; muchos negocios y empresas han dejado de trabajar o lo hacen de manera remota, pero hay un sector que sigue operando y hace que tengamos luz en nuestros hogares, se trata del sector de energía, específicamente el de transmisión eléctrica en alta tensión.

¿Nos hemos puesto a pensar qué pasaría si el sector energético dejara de trabajar? ¿Estaríamos en un apagón generalizado? ¿Cómo funcionarían los respiradores artificiales sin luz? ¿Cómo recibiríamos las clases virtuales nuestros estudiantes en las escuelas? Probablemente todos estaríamos utilizando velas para poder tener iluminación, pero muchas vidas dependen de una conexión eléctrica en estos tiempos.

La Red de Energía del Perú (ISA REP) es el encargado de transportar la energía desde las centrales generadoras hasta los centros de distribución, quienes a su vez llevan energía eléctrica a todos los hogares y negocios del país. Entre su valioso equipo se encuentran técnicos de líneas, ingenieros eléctricos, personal de mantenimiento y operadores del Centro de Control. Este último departamento está integrado por 15 personas que, debido a la cuarentena, han activado protocolos de crisis y seguridad para seguir trabajando y hacer que la luz llegue a nuestras casas.

"LOS HÉROES DE ESTA LABOR"

Los ingenieros Ada Saavedra y Giorgio Ramírez, son algunos de los operadores que trabajan en el Centro de Control según turnos de día y noche, cada 12 horas, para cumplir con su trabajo y supervisar que la energía llegue a millones de peruanos. Para mitigar el riesgo de contagio estas operaciones se realizan en dos ambientes separados y aislados, en el Centro de Control Principal y en el de Respaldo. Su labor es tan importante como el de aquellos héroes que están en primera línea, sin ellos simplemente no podríamos realizar nuestras actividades diarias con normalidad, no habría videollamadas, teletrabajo, mucho menos podríamos utilizar un aparato electrónico, etc.

“Siento mucho orgullo por asegurar que el suministro eléctrico llegue a todos los rincones del país y permitir que actividades que antes nos parecían obvias como cargar el celular, cocinar, ahora cobren mayor importancia en épocas de incertidumbre. Estoy orgulloso de dar soporte a los médicos y policías que entregan todo en esta batalla. En un mundo detenido por la pandemia, el servicio eléctrico no puede parar”, Giorgio Ramírez, especialista de operaciones del Centro de Control de ISA REP.

“Siempre hemos tenido presente que la labor que realizamos es de gran impacto a nivel nacional, pero ha sido siempre una labor silenciosa. Durante esta cuarentena, nuestro rol y compromiso se vuelve más relevante. Hemos visto que nuestros horarios y la forma de cómo llegar al trabajo ha cambiado, pero nos hemos tenido que adaptar para seguir cumpliendo con nuestro trabajo.” Ada Saavedra, analista de operaciones del Centro de Control de ISA REP.

En el Centro de control, se realiza el seguimiento, mantenimiento y coordinación del sistema eléctrico de nuestras instalaciones, de clientes y con el COES, para evitar riesgos y brindar un servicio de calidad para todos los peruanos. “Nuestro trabajo es como el de un piloto de avión. Estamos en constante coordinación con el operador de la torre de control, mientras conversamos con toda la tripulación para dar la seguridad y la confianza a los pasajeros de que se conducirá el avión a un aterrizaje seguro”, señala Giancarlo Ignacio, jefe del Centro de Control de ISA REP.

“Seguimos firmes en supervisar que la luz llegue a su destino y sin problemas. Estamos cumpliendo con todas las medidas sanitarias dispuestas por el gobierno y por la empresa. Nuestros colaboradores que aún asisten físicamente a sus puestos están tomando las medidas necesarias para prevenir un contagio, como cambiarse la ropa al llegar a la oficina, desinfectar el calzado, colocarse guantes, tomarse la temperatura, usar mascarillas nuevas, echarse regularmente alcohol en gel, entre otras medidas. Ahora más que nunca debemos cuidarnos y cuidarlos porque ellos también tienen familias”, agrega Carlos Mario Caro, Gerente General de ISA REP.

Es importante mencionar, que la demanda total de electricidad se redujo en 30% entre febrero y abril. Esto se debe porque el 40% de mineras e industrias han dejado de operar, así como el 60% de oficinas, pequeñas industrias y comercios.

TE SUGERIMOS LEER