*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

¿Sabes cómo preservar el agua limpia y tener un buen cuidado de los tanques?

Es indispensable contratar a un especialista que este certificado y tenga los conocimientos necesarios para su correcta instalación.
Ingrid Venegas, arquitecta de Eternit, brinda consejos importantes para mantener el agua limpia y el buen cuidado de los tanques.

El uso racional y conservación del agua adquiere, conforme va pasando el tiempo, mayor importancia en nuestro país. Esto es debido no solo a los eventos naturales y cambios climáticos que aceleran la vía de extinción de ríos o mantiales (fuentes originales del agua), sino también por la contaminación humana que genera deforestación. Para ello, es necesario tomar medidas preventivas que promuevan su cuidado.

¿Por qué es importante cuidarla?

Este líquido es uno de los elementos esenciales para un buen funcionamiento orgánico, como alimento y fuente de energía y productividad de un ser humano, y aunque muchas veces reúna las condiciones de potabilidad desde su fuente original, puede contaminarse antes de llegar a los hogares por su tránsito en tuberías y otros componentes, como el bombeo.

Un tanque de agua debe ser la herramienta básica y útil en todo hogar porque así no solo permitiremos su conservación, sino también estará libre de contaminantes. Para Ingrid Venegas, arquitecta de Eternit, “antes de instalar un tanque de agua o reemplazar uno viejo, es importante saber que no cualquiera hace el trabajo de la mejor manera. Además, lo recomendable es buscar opciones de calidad, las mismas que otorgarán bienestar y una relación entre costo y litro que favorezca nuestra conomía”, comentó.

A continuación, la especialista comparte algunos tips que hay que tener en cuenta para tener una buena elección de compra, mantener el agua limpia y un buen cuidado de los tanques.

1. Compra calidad. Los tanques de agua, como los de Eternit, son fabricados con elementos resistentes y de mayor duración, como el polietileno que evita la corrosión y facilita su limpieza. Estos tanques tienen varias ventajas como: evitar adherencia de cuaquier tipo de suciedad, cuentan con capas protectoras (4) que generan opacidad, son antimicrobianas y cuidan el agua de los rayos UV.

2. Ignora el asbesto. Su comercialización es casi nula por ser un material bastante peligroso ya que está compuesto de plomo y se desgasta, disolviéndose en el agua y contribuyendo a la aparición de bacterias nocivas para la salud.

3. Accesorios indispensables. Algunos de ellos son: Multiconector con válvula que regule la salida del agua, tubo de ventilación y visor de agua para un mejor flujo y verificación del nivel almacenado, una tapa de cierre hermético y un filtro que asegure la calidad del agua. “Nosotros contamos con los accesorios adecuados que permitan el correcto funcionamiento del tanque y de garantía, según su instalación”, agregó la arquitecta.

4. Instalación profesional. Lo recomendable es que el proceso lo realice una persona capacitada en plomería. En caso la instalación esté ubicada en el segundo piso a más, el maestro debe estar certificado para realizar trabajos de altura y se deben tomar medidas de aseguramientos de los tanques, de tal manera que cumplan con las disposiciones de resistencia sísmica.

5. Mantenimiento. Según Ingrid Venegas, “para conservar el agua libre de impurezas, es necesario hacer una revisión cada seis meses y realizar el mantenimiento a los accesorios ya mencionados”, aseguró. Los accesorios deben revisarse con regularidad y los tanques debes ser lavados internamente, por lo menos una vez al año.


?>