*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Espina bífida: ¿cómo prevenir este mal congénito desde el embarazo?

Llevar un embarazo saludable puede contribuir a evitar la aparición de males congénitos que afecten la vida del recién nacido. Aquí algunas recomendaciones.

La espina bífida es producida comúnmente por un deficiente consumo de ácido fólico en el embarazo.

El embarazo es quizá una de las etapas más importantes y de mayor responsabilidad en la vida de una mujer. Y es que en esta fase empieza a forjarse una nueva vida, que requiere todos los cuidados necesarios para crecer saludablemente y evitar la aparición de males congénitos como la espina bífida.

Según el doctor Raúl Cordero, director médico de la clínica Anglo Americana, esta enfermedad es una de las más incapacitantes y puede llegar – incluso - a inhabilitar a una persona desde su nacimiento, produciendo hidrocefalia, problemas motores en las piernas e incontinencia urinaria y fecal.

En la mayoría de los casos, esta enfermedad es producida por la deficiencia de consumo de ácido fólico durante la gestión y puede dividirse en tres tipos: la mielomeningocele, la cual provoca discapacidades y afectan la sensibilidad en las piernas o los pies hasta llegar a una parálisis; la meningocele, que puede generar discapacidades menores; y la espina bífida oculta, el tipo más leve que se detecta en la niñez avanzada o la adultez y no tiene consecuencias de consideración.

Frente a este panorama, el experto aconsejó a las gestantes realizar correctamente sus controles prenatales y tomar vitamina B (ácido fólico) diariamente, sobre todo durante los primeros meses.


TE SUGERIMOS LEER

SIGUIENTE NOTA
¡Cuidado! Niños obesos pueden desarrollar estas terribles enfermedades
Tendencias
¡Cuidado! Niños obesos pueden desarrollar estas terribles enfermedades
05/06/19 - Capital