*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Sarampión y varicela: ¿Sabes cuáles son las diferencias entre ambas enfermedades?

Las dos enfermedades son virales y muy contagiosas, y en algunas ocasiones, difíciles de diferenciar.

Semana de la vacunación.

Ante el registro de casos de sarampión y varicela en el Perú, es importante que los padres de niños menores de 11 años, estén en alerta sobre las medidas preventivas contra estas enfermedades y conozcan como diferenciarlas.

En lo que va del año se ha registrado un caso de sarampión y 1,336 nuevos casos de varicela, lo que pone en riesgo a la población, pues al declararse un solo caso de estas enfermedades es muy fácil que se produzca un brote, ya que son enfermedades altamente contagiosas y se propagan rápidamente. En algunos casos podrían presentar complicaciones llegando a ser una causa de mortalidad.

“Son más de 15 años que en el Perú no se presentaban casos de sarampión. Existe una cantidad de médicos que no han visto esta enfermedad en nuestro país. La forma más efectiva de prevenir estas enfermedades es a través de la vacunación”, señaló el Dr. Abel Salinas, Médico Pediatra y ex Ministro de Salud.  

A continuación, conoce 5 datos claves de cómo diferenciar el sarampión de la varicela:  

1.    VIRUS: La sarampión y varicela son enfermedades muy distintas. La primera es causada por el virus de la familia de los paramixovirus, mientras que la varicela es causada por el virus varicela zóster (VVZ).
 
2.    LESIONES: El sarampión se manifiesta con puntos rojos que empiezan en el rostro, baja al cuello y al tronco, hasta a la planta de los pies. Estas lesiones se presentan de manera descendente. Por el contrario, la varicela se caracteriza por presentar diferentes lesiones al mismo tiempo, como manchas, pus y bolitas con agua (ampollas).  

3.    ENFERMEDADES CONTAGIOSAS: Ambas enfermedades se transmiten de una persona infectada a otra sana, a través de las vías respiratorias; por las secreciones de la nariz y garganta que se expelen al estornudar, toser, hablar o por el contacto con las lesiones.

4.    SÍNTOMAS: El sarampión se presenta con fiebre alta, de 39-40º de al menos tres días de duración, asociada a tos, mocos y enrojecimiento ocular (conjuntivitis). Al cabo de unos 14 días de presentarse la infección, se inicia la erupción de manchitas rojas que empiezan en la cara y parte superior del cuello, y se extienden al resto del cuerpo en 3 días. Esta erupción dura de 5 a 6 días y desaparece. Mientras que la varicela se presenta con malestares corporales como fiebre y erupciones en todo el cuerpo; pueden ser benignas, pero también muy graves y pueden complicarse causando neumonía, infecciones a la piel, problemas en las vías respiratorias o en el peor de los casos pueden causar la muerte.

5.    PREVENCIÓN: El método más efectivo para prevenir estas enfermedades es la vacunación. Las vacunas para prevenir ambas enfermedades están incluidas en el Calendario Nacional de Inmunizaciones. La vacuna contra el sarampión se coloca a través de dos dosis y es aplicada en niños y niñas hasta los 5 años de edad. Mientras que la vacuna contra la varicela es colocada de forma gratuita a niños desde 1 año hasta 2 años, 11 meses y 29 días. Sin embargo, si tu niño o niña no se encuentra en el rango de edad establecido, puedes vacunarlos en los centros y clínicas privadas donde la vacuna sí está disponible para ese grupo de edad, de esta manera podrás protegerlo y prevenir complicaciones.