*

Se ha pagado más de S/. 120 millones a víctimas de terrorismo

Dichos recursos se usaron a favor de 27 mil 514 personas afectadas por ese periodo de violencia, informó Paul Paredes.
CVR

Entre junio de 2012 y junio de 2013 el Gobierno desembolsó recursos ascendentes a 125.1 millones de nuevos soles como parte del plan de reparaciones a las víctimas de la violencia desatada por el terrorismo durante los ochenta y noventa, informó una fuente oficial.

Dichos recursos se usaron a favor de 27 mil 514 personas afectadas por ese periodo de violencia, informó Paul Paredes, integrante de la Comisión Multisectorial de Alto Nivel (CMAN), que sigue las acciones y políticas de Estado para la paz, la reparación y la reconciliación nacional.
 
"Se está destinando recursos en mayor medida que en anteriores gobiernos", precisó
 
En total, el monto destinado a la implementación del Plan Integral de Reparaciones asciende a 150.3 millones de nuevos soles.
 
En ese contexto, el Programa de Reparaciones Colectivas financió 243 proyectos en 241 comunidades afectadas por la violencia, con un desembolso de 23.7 millones de nuevos soles.
 
Las gestiones realizadas por la CMAN posibilitaron además que 65 mil 400 beneficiarios por reparaciones en cuestiones de salud sean afiliados al Sistema Integrado de Salud (SIS). Para ello se les exoneró del requisito de demostrar situación de pobreza o pobreza extrema.
 
Dentro del marco de las reparaciones, se constituyó el Programa de Reparaciones en Educación.
 
En ese contexto, los ministerios de Justicia y de Educación suscribieron un convenio para el otorgamiento de becas, destinadas a víctimas de la violencia suscitada en el país entre los años 1980 y 2000.
 
En 2012 se dieron 43 de ellas, y en lo que va del presente año, ya se otorgaron 184, sumando en total 227.
 
Lima, con 70 becarios, Ayacucho, con 61 y Junín, con 32, encabezan la lista de lugares en los que mayor números de becas se han entregado.
 
De otro lado, el Estado también desarrolla un programa de reparaciones simbólicas, que tiene por objetivo reconocer públicamente el daño infringido a la población tanto por los grupos subversivos como por la acción u omisión del Estado al respecto.
 
Así, se entregaron 257 ataúdes en 2012 y 228 en 2013 en Ayacucho, Apurímac, Huancavelica, Huánuco y Junín.
 
También se realizaron actos públicos de reconocimiento en las comunidades de Lucanamarca, Chuschi, Putis, Soras y Sacsamarca, que fueron afectadas por actos de violencia.
 
Andina