*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Sobrepeso: el motivo más frecuente por el que los niños peruanos acuden a consulta

La lactancia materna y el comer despacio pueden prevenir el sobrepeso en los niños.

Niños peruanos acuden a consulta con más frecuencia por obesidad.

Debido a condiciones ambientales y a la inadecuada educación nutricional, los niños tienen exceso de peso. Muestra de ello es que en el Instituto de Salud del Niño (ISN) de Breña, el primer motivo de consulta al servicio de endocrinología al año es por el tema de la obesidad.

Bajo esa premisa, Carlos del Águila, jefe del Servicio de Endocrinología de dicha institución, señala que las políticas de prevención deben empezar en el primer nivel de atención con una adecuada educación nutricional a los padres de familia.

“Antes de los años 90 el primer motivo de consulta era la talla baja en los niños, pero luego con el pasar de los años lo es el problema de la obesidad. Esto nos dice mucho porque atendemos, aproximadamente, 10 mil niños al año, lo que refleja que el 40% de consultas iniciales al servicio de endocrinología son por el tema de obesidad”, explicó el especialista.

Lactancia materna

Pese a que existen factores genéticos que condicionan que el ser humano acumule grasa por encima de lo normal, para el endocrinólogo Carlos de Águila la leche materna es el mejor alimento para los niños y ayuda a prevenir temas de sobrepeso.

“Desde el nacimiento, cuando a los bebés no se les da lactancia materna inician una alimentación complementaria que no es saludable, entonces es más probable que estos niños estén expuestos a tener sobrepeso”, alertó.

Es por eso que los padres de familia deben fomentar hábitos de alimentación saludable ayudando a que los más pequeños de casa tengan mayor actividad física, asimismo limitar las comidas procesadas y respetar las horas de sueño ya que ello también ayuda a controlar el peso en los niños.

Para evitar ansiedad es necesario que los niños coman despacio

Carlos del Águila asegura que la ansiedad por comer viene de la conducta alimentaria del niño que se forma desde casa, por lo que alertó que uno de los grandes problemas es dejar que los pequeños coman rápido.

“Un niño debería comer entre 20 y 30 minutos. El momento de comer es un acto consciente y el niño debe aprender a compartir en familia”, agregó el especialista al tiempo de indicar que el tiempo de comida debe ser un momento de tranquilidad sin estar con la televisión o con el teléfono.


SIGUIENTE NOTA
Conoce alternativas de loncheras regionales que ayudan a evitar el sobrepeso
Actualidad
Conoce alternativas de loncheras regionales que ayudan a evitar el sobrepeso
01/03/19 - Capital