*

Taxistas formales tendrán una serie de beneficios ante la MML

Entre ellos figuran, atención de salud en los Hospitales de la Solidaridad, capacitación y autorización para transferir a terceros sus licencias de prestación del servicio.
Radio Capital

Los taxistas formales inscritos en la Gerencia de Transporte Urbano, gozarán de múltiples beneficios como paquetes de salud a través del Sistema Metropolitano de Solidaridad – SISOL, charlas de capacitación, asesoría técnico – legal para las empresas de taxi y la implementación de un nuevo “Sistema de Autorizaciones” donde los conductores serán los dueños de sus permisos y podrán venderlos o transferirlos a un tercero o un familiar, anunció la alcaldesa de Lima Susana Villarán.

Todos estos incentivos sirven para mejorar la calidad de vida de los taxistas y sus familias, porque nuestra misión como autoridad es velar por el trabajo ordenado y de revalorización de la labor del conductor de taxi”, afirmó Villarán.

Para ello -dijo- la norma contempla la creación de una subgerencia del Servicio de Taxi de Lima ´SUTAXI´, que contará con personal especializado y pondrá en marcha todos los beneficios mencionados, la misma que serán aprobados en una mesa técnica integrada por los representantes de los taxistas y las autoridades municipales.

Descuentos por infracciones

Con la entrada en vigencia de esta ordenanza se habilitará, por un periodo de tres meses,  un programa especial de pronto pago de multas, con tres tipos de descuentos: de 80% al pagar durante el primer mes, del 50% en el segundo mes y del 30% al tercer mes. 

Es importante indicar que solo afecta a las sanciones impuestas a las faltas en transporte (código R) y no a las sanciones por informalidad.

La propuesta de Ordenanza igualmente elimina 20 infracciones de tránsito y reduce el monto de la sanciones consideradas graves de un 6% a 5% de la UIT. Asimismo, el documento implementa un régimen especial de tres meses para que los taxistas afiliados a empresas denominadas ‘cascarón’ se desvinculen de ellas con la sola presentación de una declaración jurada. 

También se establece el retiro de los vehículos antiguos mediante un cronograma que la GTU viene elaborando para su aprobación, primero por el Concejo Metropolitano y luego por el Ministerio de Transporte y Comunicaciones.