*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Todo sobre la Gran Parada Cívico Militar por el aniversario patrio

El público disfrutó también de las actuaciones de las unidades Canina, así como el paso de las unidades motorizadas.

El jefe del Estado, Ollanta Humala Tasso, presidió la tradicional Gran Parada Cívico Militar por el 191 aniversario de la Independencia del Perú que se realiza en la avenida Brasil con la presencia de altas autoridades y público en general.

Desde tempranas horas de la mañana, la población llegó hasta la avenida para conseguir las mejores ubicaciones y disfrutar en familia del acto.

Los primeros en desfilar fueron las delegaciones extranjeras de Chile y Ecuador, países invitados para esta ceremonia. De igual modo, con paso gallardo hicieron su aparición los efectivos de las Fuerzas de Paz de la “Compañía Haití”, que participaron en las labores de rescate tras el terremoto de 2010.

Los estudiantes de la institución Santo Domingo de Guzmán de Comas desfilaron ante el estrado oficial, así como los integrantes de la promoción 1941 del colegio militar Leoncio Prado. Por primera vez, una delegación de trabajadores del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) se unió a la Gran Parada Cívico Militar junto a representantes de “Beca 18”, programa instaurado por este gobierno.

De igual modo, el tradicional acto contó con la participación de las unidades históricas del Ejército Peruano, la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea Peruana. Como en años anteriores, también desfilaron los comités de autodefensa, que tuvieron un importante rol durante el enfrentamiento contra grupos terroristas.

El público disfrutó también de las actuaciones de las unidades Canina, así como el paso de las unidades motorizadas.

Poco antes del inicio de la Gran Parada, un joven disfrazado de Guasón y con una comba causó alarma entre la población, que aún recuerda la tragedia de Denver. De inmediato fue intervenido por las fuerzas policiales que resguardaron la actividad conmemorativa.

Durante el desfile, un sismo de regular intensidad se sintió en Lima. No obstante, pasó desapercibido entre los miles de asistentes a la Gran Parada.