*

Verano 2020: consejos de seguridad para que no te roben en la playa

Si no quieres pasar otro verano sin ir a la playa, pero te preocupa ser víctima de robos ya sea en el camino o en plena diversión a la orilla del mar, presta atención a estas recomendaciones.

Que no te preocupe ser víctima de robo en la playa y presta atención a estas recomendaciones.

A medida que el verano avanza, el calor va en aumento. Por eso, cada fin de semana, muchos acuden a las playas para refrescarse junto a la familia o amigos; sin embargo, existe un factor que pone alerta a todos, una ola que, fuera del mar, nos asfixia a todos y no tiene cuando acabar: la delincuencia.

Si usted no quiere pasar otro verano sin ir a la playa, pero le preocupa ser víctima de robos ya sea en el camino o en plena diversión a la orilla del mar, preste atención a estas recomendaciones de los expertos en seguridad de G4S:

Nunca deje subir a su auto a un desconocido.

Si eligió una playa fuera de la ciudad, una vez que haya iniciado la ruta, olvídese de los ‘aventones’ y jamás permita que un desconocido suba a su auto. No importa que tenga  una apariencia tranquila ni que sea un adulto mayor o un menor de edad, la vestimenta tampoco debe confundirnos. Los delincuentes tienen mucha imaginación cuando se trata de engañar  a sus víctimas.

No deje a la vista dinero ni aparatos electrónicos.

Aunque la playa que eligió podría parecer tranquila y los demás bañistas podrían lucir relajados, tenga en cuenta que los delincuentes siempre están al acecho. Por eso, evite dejar a simple vista su smartphone; mejor cúbralo debajo de la toalla. Haga lo mismo con su billetera o cualquier accesorio en el que guarde su dinero.  

Sus pertenencias no deben quedar solas.

Si no quiere privarse de darse un chapuzón en el mar, procure que alguien vigile sus cosas mientras lo hace. En caso de que haya ido en grupo, lo ideal es que se turnen para hacerlo.

Permanezca atento a los vendedores ambulantes.

Tenga en cuenta que algunos delincuentes se hacen pasar por vendedores para elegir y vigilar a sus víctimas. En ocasiones, mientras ellos ofrecen sus productos, sus cómplices aprovechan la ocasión para arrebatar las pertenencias de los bañistas.

‘La toalla’, una modalidad de robo muy común.

Una modalidad preferida por los delincuentes es la de ‘la toalla’. Previamente, ‘reglan’ (observan) a sus víctimas, se acercan a ella y de forma sutil colocan una toalla sobre una bolsa de basura para hacerla pasar por las pertenencias del bañista. Luego, al menor descuido de este, reemplazan todo por los objetos reales y desaparecen con el ‘botín’.

‘El falso juego’ ha cobrado muchas víctimas.

Otra forma que tienen los delincuentes para sorprender a su víctima es ‘el falso juego’. Es cuando los ladrones juegan con la arena o cualquier otro elemento con el fin de distraer a algún bañista incauto. Y una vez que logran su cometido, un cómplice se apodera a escondidas de sus pertenencias.

TE SUGERIMOS LEER