*

Salvan la vida de bebé que nació en Huancayo con una malformación en el esófago

Con tan solo unas horas de nacida, todo parecía indicar que la pequeña estaba condenada a morir. Tuvieron que reconstruirle el esófago para que sobreviva.

Esta es la historia de Alanna, una bebé que, a las 38 horas de nacida, le detectaron una malformación congénita en el esófago que le impedía alimentarse con leche materna y respirar con normalidad.

Según afirman los especialistas de EsSalud, la recién nacida llegó desde la ciudad de La Oroya con el diagnóstico de atresia de esófago, anomalía que surge entre la cuarta y quinta semana de gestación y cuyas causas aún son desconocidas.

La intervención exitosa de los médicos especialistas, del Hospital Nacional Ramiro Prialé Prialé de Huancayo – EsSalud, hizo posible que la bebé sea atendida oportunamente, salvándole la vida. En la actualidad, ella se encuentra estable y esto es una gran satisfacción para los padres que nos cuentan todos los detalles de esta dura batalla.

Así comenzó la dura batalla de los padres

El 10 de julio en La Oroya, Emilyn Espinoza y Antoni Nonalaya recibieron con alegría el nacimiento de su primera hija, la pequeña Alanna, sin imaginar que con el paso de las horas su ilusión se convertiría en angustia: la bebé no respiraba con normalidad y aunque lo intentaba, tampoco podía succionar la leche de su madre.

"Le dije a la enfermera que mi bebé estaba cambiando de color, se ponía moradita y tampoco podía succionar la leche", recuerda la madre. Emilyn Espinoza destacó la reacción inmediata del personal asistencial, siendo su pequeña hija derivada a EsSalud de Huancayo, en compañía del papá.

"Fue muy difícil, pocos niños sobreviven a una operación como esa, los médicos nos pidieron que mantengamos la fe. No queríamos que ella se muera porque era nuestra primera bebé", expresó el padre Antoni Nonalaya.

La bebé no respiraba con normalidad y aunque lo intentaba, tampoco podía succionar la leche de su madre.

Detalles de la operación

Debido al grave estado de la bebé, quien se encontraba en la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatología, los especialistas del área decidieron intervenirla quirúrgicamente para realizarle una reconstrucción de esófago y evitar así un desenlace mortal.

La operación, a comparación de otras más complejas, fue rápida, duró tres horas y se realizó a través del tórax. El equipo multidisciplinario estuvo conformado por destacados cirujanos como: Óscar Pantoja Rivera, Jonathan Hidalgo Salas, Luz Rosario Castro Uchuya y Daniel Lozano Moreno, informó el doctor Ángel Sánchez Jaime, gerente de la Red Asistencial Junín de EsSalud.

El hospital Ramiro Prialé de Huancayo intervino satisfactoriamente a bebé que tenía problemas para respirar y no podía alimentarse.

Estado actual de Alanna

Actualmente, la pequeña paciente se recupera satisfactoriamente en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del hospital y está tomando leche materna con el cuidado y supervisión de un equipo de profesionales. "Ahora la veo mejor, más gordita, lacta bien el pecho. Me siento agradecida con los doctores de EsSalud por salvarle la vida a mi bebé y por darnos la esperanza de ser padres", finalizó Emilyn Espinoza.


SIGUIENTE NOTA
Molinelli:
Actualidad
Molinelli: "Ley que modifica CTS a trabajadores ocasionará la quiebra de EsSalud"
17/08/18 - Capital