*

Rafa Benítez vence al fantasma de Mourinho en el Chelsea

La Premier League reconoció su trabajo y lo nombró mejor entrenador de abril.

El técnico español Rafa Benítez firmará previsiblemente un buen final de campaña con el Chelsea pese a su complicada relación con la afición "blue", que siempre le ha recordado su preferencia por el portugués José Mourinho.

Desde que llegara a un equipo desahuciado de la Liga de Campeones en noviembre del pasado año, el entrenador madrileño ha conducido a los de Stamford Bridge a la final de la Liga Europa y a la lucha por la clasificación para la próxima Champions, que logrará salvo catástrofe.

La Premier League, de hecho, reconoció hoy su trabajo y lo nombró mejor entrenador de abril, un mes del que el Chelsea salió imbatido en la liga inglesa, con tres victorias en cuatro partidos, alcanzando la tercera posición de la tabla.

Los comentaristas deportivos británicos, que dan casi por hecho el fichaje de José Mourinho por el Chelsea para la próxima campaña, también se muestran unánimes en corroborar la "excepcional" labor que el madrileño ha realizado en el banquillo "blue".

Con todo, no parece que el público de Stamford Bridge vaya a reconocer los resultados del madrileño, e incluso ayer, pese a la victoria frente al Basilea, mostraba su entusiasmo por Mourinho con cánticos como "José vuelve a casa".

Benítez nunca ha ocultado su disgusto con la afición "blue", a la que anoche pedía respeto por los logros del Chelsea esta temporada y por la "profesionalidad" con la que tanto él como los jugadores han trabajado.

"Desde aquella charla en Middlesbrough, creo que hemos ganado 11 de 13 partidos en casa, lo que está muy bien. Estamos haciendo nuestro trabajo y con suerte muchos seguidores lo apreciarán", señaló ayer el madrileño, de 53 años.

Con el término "charla", Benítez se refirió a las críticas que vertió sobre los seguidores y la directiva del Chelsea tras ganar al Middlesbrough el pasado febrero y clasificarse para los cuartos de final de la Copa de Inglaterra.

Entonces, dijo que los aficionados estaban "dañando" la imagen del equipo y del resto del público con sus continuos abucheos y proclamas contra él.

También reprochó al dueño del club "blue", el multimillonario ruso Roman Abramovich, el título de "interino" que le puso cuando llegó al banquillo del Chelsea: "Si quieren culparme por todo lo que está mal para luego decir que pusieron un interino por si acaso... bien, es su decisión", lamentó.

Tras superar esa semana, en la que los medios británicos especularon con su posible salida inmediata del club, Benítez ha devuelto a los "blues" a los puestos europeos en la Premier League a falta de pocos partidos para el final del torneo liguero.

Asimismo, tomó las riendas de un equipo vencido por la Juventus en la Liga de Campeones para, finalmente, conseguir sacarle brillo en el continente europeo, y el broche de oro a esta temporada sería proclamarse campeón de la Liga Europa frente al Benfica.

Hasta su reconocido enemigo, el técnico del Manchester United, Alex Ferguson, reconoció hoy el "buen trabajo" llevado a cabo por Benítez desde el 21 de noviembre de 2012, cuando llegó a Stamford Bridge en sustitución del italiano Roberto Di Matteo.

"Se preocupa mucho por su currículum, se refiere a él bastante. Pero no puedes discutirle el hecho de que ha hecho un buen trabajo en las últimas semanas", señaló el escocés, que se enfrentará el domingo al español en Old Trafford en una nueva jornada de liga.

El entrenador de los "diablos rojos" apuntó, además, que los "buenos resultados" del extécnico del Liverpool y del Valencia se deben a la actitud de una afición que últimamente "se ha calmado" y "le ha dejado en paz".

EFE