*

Lucho Horna contó su experiencia jugando en NZ y dio tips para afrontar el repechaje

Para el extenista, la alimentación e hidratación que puedan tener los seleccionados durante las horas de ese largo viaje va a jugar un papel fundamental.

El extenista peruano Luis Horna conversó este martes en Capital Deportes sobre lo complicado que es para un deportista adaptarse después de realizar un viaje de muchas horas en avión. Esto de cara al partido de ida de la repesca al Mundial de Rusia 2018 entre la Selección Peruana y Nueva Zelanda, que se jugará el próximo sábado 11 de noviembre (viernes 10 de noviembre en Perú).

"En términos de vuelo el tema no es tan complicado. Lo que te mata es el cambio de horario. El jet lag (trastorno del sueño que puede afectar a los que viajan y atraviesan varios husos horarios) te destruye. Ojo, que el cambio de horario no te agarra el 1ro ni el 2do ni el 3er día, sino te pega en la cabeza el 4to día, que es el peor de todos. Después de jugar, al 4to día no había forma de pararme de la cama. Esto hay que tomarlo en cuenta en la previa del Perú vs. NZ", comentó.

Horna indicó que en el proceso de adaptación siempre habrá un día crítico para el deportista, por eso recomendó al comando técnico de la 'bicolor' que, durante esas largas horas de viaje, se enfoque en la comodidad, alimentación e hidratación de los jugadores. "Va a ser un partido durísimo desde lo emocional y lo físico. Lo que más va a influenciar en Lima son las horas de viaje y no tanto la adaptación al nuevo horario. Al menos a mí, siempre me costó más ir que regresar".

El extenista dijo que la ventaja de Perú es que tiene jugadores que militan en Europa y ellos están más adaptados al jet lag, que suele jugar en contra tanto en la ida como en la venida. "Ambos equipos van a verse perjudicados por el jet lag cuando regresen a Lima (para el partido de vuelta el miércoles 15 de noviembre)". Sobre el clima, Horna dijo que en Nueva Zelanda corre mucho viento. Además sostuvo que es mejor llegar de madrugada para aguantar y después descansar en la noche. "En ese caso, no es recomendable hacer primero lo que el cuerpo pida, sino adaptarse rápidamente a la hora (...) Después poco a poco vas manejando la carga física y demás", finalizó.