*

Karen Schwarz: “Ezio y yo cuidamos que la llegada de Cayetana a casa sea como una burbujita y no afecte absolutamente nada”

Conductora reveló el difícil momento emocional que atravesó durante su embarazo, así como insomnio y taquicardia. Sin embargo, todo vale la pena si se trata de ver sana a su segunda hija, y con más kilos, ya que le mandaron comer mucho más carbohidratos y grasa.

¡En la cuenta regresiva! Karen Schwarz y Ezio Oliva se encuentran listos para recibir a su segunda hija, Cayetana. Y en exclusiva para Capital, los dos papis nos comentaron cómo ha sido este proceso durante el segundo embarazo y cómo se están preparando para la llegada de su menor hija.

Hace unos días, en conversación con Mónica Cabrejos, Ezio Oliva comentó que al no poder estar presente en el parto, verá la posibilidad de estar aunque sea presente mediante una videollamada, y así “estar por lo menos con Karen, acompañándola, ya que estará “muy nervioso”.

Por otro, Karen Schwarz reveló que todo esté tiempo ha estado en cama, pero porque “la barriguita pesa”, ya que el doctor le pidió que “coma más y le mandó “una dieta hipercalórica”, el cual consiste en consumir más grasa y carbohidratos. El resultado es que Cayetana nazca con más peso del que tiene, a raíz de todo lo que está pasando.

“Me la tengo que pasar comiendo más grasa, más carbohidratos, dije ‘qué rico’, pero es bien pesado. Ya las últimas semanas te da mucha acidez, tengo insomnio, no duermo, estoy más cansada. No importa en verdad cómo me siento yo, lo importante es que por fin pudimos ver hace dos semanas a Cayetana, después de varias semanas. Era muy difícil porque los controles se han pospuesto”, dijo.

Para mi han sido días emocionalmente muy complicados porque hay mucho temor, he tratado de no ver muchas noticias (…) Ya las ansias son mayores, ya quiero que mi hija nazca. Sin embargo, sé que mientras más tiempo esté en la barriguita, mejor para ella”, agregó.

LLEGADA DE CAYATENA A CASA

“Esto va a pasar, Igual el temor esta para todos porque nadie sabe cuándo va a terminar. Pero solamente va a depender de nosotros y lo único que quiero y estamos cuidando Ezio y yo, es que la llegada de Cayetana dentro de la casa sea tal cual la hemos manejado, como una burbujita donde no pueda afectar absolutamente nada a una niña, que de repente no va a poder tener las vacunas como normalmente la tienen los niños los primeros meses. Eso nos ha tocado vivir y solo va a depender de los cuidados que tengamos en casa”, indicó.

“Fecha de parto nunca tuve porque Cayetana quería nacer ya a las 30 semanas, adelantada como el papá. Que pasa que estoy tomando medicamentos mes y medio y son fuertes, que lo que ha hecho es soportar que mi hija nazca antes de tiempo. Me da taquicardia, insomnio, bochorno, aparte estoy mal de emociones. Ha sido muy complicado, pero Ezio me ha estado acompañando”, agregó .

TE SUGERIMOS LEER