*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Nuevo y sorprendente testimonio de empresario sobre La mujer vampiro de Barranco, en los 90s

Durante muchos años, el protagonista guardó en secreto este testimonio pero decidió contarlo por los innumerables casos que siguen apareciendo.

Desde que el taxista Ciro Amodeo relató su misteriosa experiencia con La mujer vampiro de Barranco en el año 92, diversos testimonios siguen apareciendo y, casualmente, todos inician en este distrito, famoso por su oferta de diversión nocturna.

El protagonista de este nuevo testimonio es el empresario minero Manuel Fassio, quien a inicios de los 90s, con casi 30 años, quedó en reunirse con sus amistades en Barranco, para pasar una noche de diversión como cualquier joven.

Fui muy arreglado con ganas de plegarme al grupo, pero como eran los 90s, el tema de celular no estaba tan masificado, así que no era tan fácil encontrarse con los amigos en algún lugar como ahora”, indicó Fassio.

Alrededor de las 12:45 de la noche, Manuel buscó por los lugares habituales donde podrían estar sus amigos, pero no los encontró. “Pensé que el único lugar ideal sería el mirador, por donde está el ‘Puente de los Suspiros’”, añadió.

Manuel volteó por la iglesia y vio a una señorita muy guapa, vestida completamente de negro, con pelo negro muy largo, sentada en un muro, con el cuerpo mirando a la bajada de los baños.

A medida que iba avanzando, trataba de ir viéndole el rostro para identificarla, pero ella iba girando la cabeza lentamente, evitando que yo la mire. En eso me detengo para esperar verla, como todo joven que ve una chica guapa”, confesó Fassio.

Según Manuel, en un momento la chica guapa llega a voltear y lo mira como si se  conociera. Para el protagonista de este relato se trató de una mirada muy agradable, como si se tratara de un coqueteo.

Bajé la mirada, avancé un paso, y cuando volteo veo, en mi hombro, el rostro de una mujer muy vieja, con la cara muy arrugada. Veo también su cara de odio, de rabia, con mucha agresividad, con los dientes podridos, la boca negra y parecía que algo tenía en la mano”, enfatizó.    

En empresario sintió el rostro de la mujer muy cerca al suyo, sintió su aliento fétido, y empezó a correr hacía El Pozo. Aunque todavía no había encontrado a sus amigos, Manuel sabía que los locales estaban abiertos y que iba a encontrar a gente.

Mientras corría, escuchaba un sonido como de un graznido, que me siguió la mitad del recorrido.Después, me puse a pensar, esta mujer vieja tenía la misma mirada que la chiquilla. Pensé que debía ser su madre o su abuela que se había puesto muy celosa por estar viéndola a la chica”, añadió.

Durante muchos años, Manuel guardó en secreto este testimonio pero decidió contarlo por los innumerables testimonios que siguen apareciendo, en los que una mujer joven y guapa se convierte en una mujer muy vieja y arrugada en un pestañeo de ojos, justamente en Barranco.


TE SUGERIMOS LEER

SIGUIENTE NOTA
La mujer vampiro de Barranco: taxista que tuvo encuentro en el 92 contó que la vio dos veces más
Entretenimiento
La mujer vampiro de Barranco: taxista que tuvo encuentro en el 92 contó que la vio dos veces más
20/05/19 - Capital