*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

La mujer vampiro de Barranco: taxista que tuvo encuentro en el 92 contó que la vio dos veces más

Durante años, Ciro Amodeo evitó hablar de 'La mujer vampiro de Barranco', y solo la sabían su esposa y su madre.

Ciro Amodeo es un taxista que en el invierno de 1992 tuvo un extrañísimo encuentro con una joven y misteriosa mujer. La historia de las apariciones de esta mujer ha llegado hasta nuestros días bajo la leyenda de ‘La mujer vampiro de Barranco’.

Para quienes conocen algo de la historia, las preguntas caen por sí solas: ¿se trató de un sueño o una pesadilla?, ¿fue una alucinación? o ¿se trata de uno de esos extraños casos que no tienen explicación lógica con las leyes del universo que todos conocemos?

Durante años, Ciro Amodeo evitó hablar de esta experiencia y solo la sabían su esposa y  su madre. Sin embargo, hace dos años, se animó a dar su testimonio, en #ViajeAOtraDimensión, con el ufólogo Anthony Choy.

La historia no ha quedado ahí. Desde entonces nuevos testimonios vienen apareciendo paulatinamente y, casualmente, los protagonistas casi siempre son taxistas. Aunque la historia ya ha sido contada, la mujer sigue apareciéndose.

¿Qué pasó en el invierno de 1992?

En el invierno del 92, una chica muy joven, de unos 22 años, 1.60 cm, delgada, le tomó una carrera al taxista Ciro Amodeo en lo actual paradero boulevard del Metropolitano, exactamente en la calle Bolognesi con destino a la Encantada de Chorrillos, a la 1:30 de la madrugada.

Subió al asiento del copiloto, con un sándwich en la mano, y le pidió pasar antes por la calle Manuel de la Fuente Chávez en Surco, con el pretexto de llevarle el sándwich a su hermana. De pronto preguntó si había comido carne humana y, en broma, el taxista le dijo que le dijo que ‘era rico’.

La mujer le dijo que la pregunta que le hacía iba en serio, le mostró su brazo con sangre, y le preguntó si había oído hablar de los vampiros. Cuando alzó la vista, la mujer joven era una vieja espantosa, con los ojos negros, la piel arrugada, con arañazos como si se hubiese peleado.

Amodeo no lo pensó mucho y salió embalado como ‘alma que lleva al diablo’, con la mujer al costado, observó unas tanquetas (en las bases militares habían tanquetas por el terrorismo en aquella época) frenó en seco frente la taqueta y los militares se le acercaron.

Amodeo le pidió a la mujer que se baje y esta no se quería bajar y cuando se acercaron más los militares al auto, la mujer vieja otra vez era una mujer joven. “Yo estaba en shock y, la verdad, me asusté. Luego, la mujer se bajó con una sonrisa irónica y me fui a mi casa”, confesó el taxista.

Para irse a su casa, Amodeo tenía que pasar por el mismo lugar donde recogió a la mujer, cuando estuvo en el mismo punto, la volvió a ver parada exactamente en el mismo lugar. “Me miró, se sonrió, y yo me fui de frente, y decidí no ir a mi casa por miedo a encontrarme y que conozca mi casa”, añadió Amadeo en su relato.

Cuando Amodeo estuvo a la altura de la cuadra 5 de Jorge Chávez, por el mercado,  en Surc, volvió a ver a la misteriosa mujer. Llegó a la casa de unos amigos, lo vieron asustado y le preguntaron qué le pasaba. Sin embargo, él  no contó nada porque sabe que la gente es muy escéptica con estas historias y muchos se burlan.

Me quedé dormido en mi carro, cuando desperté pensé que había sido una pesadilla, pero luego vi la salsas de la mayonesa en el piso del auto, y supe que había sido real”, acotó Amodeo. Desde entonces, ha visto a la mujer en dos oportunidades más. En el vídeo que acompaña esta nota, Amadeo detalla dónde y cuándo volvió a ver a la misteriosa mujer.  


TE SUGERIMOS LEER

?>
SIGUIENTE NOTA
La mujer vampiro de Barranco: tres nuevos testimonios de taxistas oyentes
Entretenimiento
La mujer vampiro de Barranco: tres nuevos testimonios de taxistas oyentes
17/05/19 - Capital