*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Lima antigua: los curiosos nombres que tuvieron tres conocidas calles del centro histórico

En el último programa de Anthony Choy, un recopilador de historias fascinantes reveló que las antiguas calles del centro de Lima tenían un nombre peculiar debido a un suceso anecdótico o misterioso.

David Pino es un recopilador de historias fascinantes y desconocidas en Lima. El último domingo, en el programa de Anthony Choy, entre las tantas historias que ha escuchado en sus innumerables paseos nocturnos por Lima, nos contó tres curiosos datos relacionados con los antiguos nombres de las calles del centro de la ciudad, porque cada una tenía un nombre único y original.

La calle de matasiete

En el jirón Miró Quesada, en Barrios Altos, en una ocasión, unos ladrones hicieron un orificio en una pared para robar a una casa, y una empleada del hogar -al ver lo que estaban intentando- se paró al otro lado de la pared, con una machete, y a medida que iban entrando los hampones, fue matando a uno por uno. Durante mucho tiempo ese lugar llevó el curioso nombre de la calle de ‘matasiete’.

La calle del gigante

En la cuadra 6 del jirón Cusco, hubo un suceso anecdótico y bastante curioso en la época virreinal. Vivió un chico que creció sin parar, y llegó a medir 2 metros con 45 centímetros. Llamó tanto la atención que lo enviaron a España a que lo viera el mismo rey, pero en el viaje -que en esa época duraban meses- murió de pena porque lo alejaron de sus familiares. A la corte del rey, solo llegó un cuadro con la pintura del muchacho.

La calle de la manito

En la cuadra 1 de la avenida Tacna, en la época en que Lima no contaba iluminación nocturna, en una pulpería, al frente de la Iglesia Santa Rosa, el dueño colocó una antorcha para iluminar la zona de su negocio, y la gente que pasaba por el lugar empezó a notar que en la pared -iluminada por la antorcha-  se veía una mano que llamaba a la gente. Luego se descubrió que todo se trataba de un efecto chinesco, fruto del desprendimiento de una tela de la antorcha.


SIGUIENTE NOTA
El día que un sereno fue testigo de un avistamiento a pocos metros del edificio de Capital
Entretenimiento
El día en que un avistamiento sucedió a pocos metros de la cabina de Capital
18/02/19 - Capital