*

Marisol sobre Melissa Klug y Jefferson Farfán: “Uno no puede estar pidiendo dinero, uno tiene que trabajar”

¡Le dio su 'chiquita'! La 'faraona de la cumbia' se pronunció, fiel a su estilo, sobre el conflicto entre Jefferson Farfán y Melissa Klug, y aseguró que "los hijos no son un negocio".

El conflicto que enfrenta a Jefferson Farfán y Melissa Klug sigue dando qué hablar en las redes sociales y Marisol no fue ajena a la polémica. La cantante lamentó que el caso haya sido llevado a la televisión y aseguró que una persona “no puede estar pidiendo dinero", en aparente alusión a la 'Blanca de Chucuito'.

“No quiero mezclarme en estas cosas. Porque no sé los problemas que ellos tienen. Yo lo que sí puedo decir es que uno no puede estar pidiendo dinero, más o menos, o un poquito más a nadie, uno tiene que trabajar”, afirmó.

“Si a mí me hubiera pasado esto, bueno pues, qué hago, yo tengo manos, tengo pies, me pongo a trabajar. Y trabajar en cualquier cosita no es ofensa, puedo ir a vender, lo hemos hecho todas. Puedo trabajar en lo que sea y enseñarle a mis hijos que hay que trabajar”, agregó.

Asimismo, consideró que, si bien Jefferson Farfán “se priva de muchas cosas” para seguir triunfando como futbolista, su carrera es muy corta y “las piernas no le van a dar (dinero) para toda la vida”.

“Él entrena, se priva de muchas cosas, de repente de comer porque ellos (los futbolistas) tienen una dieta, se sacan el alma. Sus piernas no le van a dar para toda la vida, él tiene que trabajar para ahorrar para el futuro porque cuando ya no juegue él va a vivir de lo que trabajó. ¿Y si no tiene? Va a dar pena. Entonces no es así, hay que ponernos un poquito a pensar en el lado de la otra persona. Su carrera es muy corta, tengo que ponerme a pensar en la persona como deportista”, señaló.

La 'faraona de la cumbia' indicó, en ese sentido, que “los hijos no son un negocio” y que “hay que hacerles pisar tierra”, pues el dinero no es para toda la vida. “Los hijos no son negocio en este mundo. Mis hijos nunca fueron negocio, yo los tuve porque los amé, quise tenerlos y soy feliz. Hoy puedo estar bien, mañana puedo no tener, así es la vida”, comentó.

“A los hijos no hay que darle grandezas. Mis hijos no conocen marcas, mis hijos se ponen lo que su mamá les da. Eso es lo que uno debe crear en los hijos”, añadió.

TE SUGERIMOS LEER