*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Mónica Cabrejos y su contundente respuesta a las declaraciones de la congresista Arimborgo

“Por eso debemos tener una educación con enfoque de género. No ser limitados y estar alejados de la realidad”, dijo la conductora, quien explicó el significado de sexualidad.

La congresista de Fuerza Popular, Tamar Arimborgo, causó polémica, durante la interpelación a la ministra Flor Pablo en el Congreso, al llamar “Sodoma y Gomorra” al Ministerio de Educación y asegurar que “la función biológica del sexo es la reproducción y no el placer”.

Durante su espacio en Capital, la conductora Mónica Cabrejos se pronunció sobre estas declaraciones y aseguró que por pensamientos como esos, es necesario que uno lleve una educación con enfoque de género y no ser una persona tan limitada, debido a que muchos no saben que la sexualidad tiene varias dimensiones, dos de ellas, la reproductiva y el placer.

“Me morí, discúlpenme, pero me morí. Hay que decir que ese es un pensamiento que lo tiene mucha gente, sobre todo porque eso viene del tema bíblico y religioso. La religión católica ha encasillado la sexualidad solo con fines reproductivos y mucha gente, incluso en la educación sexual que se da en los colegios, el enfoque que tiene, la política de la educación sexual, tiene que ver con la reproducción”, dijo.

¿Sodoma y Gomorra?

“Ya con esa analogía, ya hablamos de que la congresista Arimborgo, tiene una influencia lo que se conoce como el enfoque de judeocristiano, muy insertado en su mente, porque para que mencione a Sodoma y Gomorra, estábamos hablando de una leyenda, perversión mayor”.

A favor del enfoque del género

“Después de escuchar todo lo que ha dicho la congresista Arimborgo, esa es la razón por la cual uno tiene que tener una educación con enfoque de género para que no piense así, para que no sea tan limitado, para que conozca todas las posibilidades, y ustedes o sus hijos puedan elegir como quieren vivir”.

“No debemos ni molestarnos ni búrlanos, sino mirar con un pasividad a aquellas personas que piensan así, que en mi opinión están alejadas de la realidad. La sexualidad tiene varias dimensiones, son cuatro. Una es la reproductiva, otra es el placer, otra es la comunicacional y otra la afectiva. Y reducir solo a la reproducción es un enfoque religioso que desde que empezó la historia de humanidad se ha convertido en patológico el placer sexual”.