*

Escucha ahora
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Oyente asegura que por seguir receta de Magaly Medina casi se arruina su cena navideña

¡Terrible experiencia! Seguidora reveló el gran lío en el que se vio envuelta el 24 de diciembre por aderezar el pavo con la receta de Magaly Medina.

La cena navideña de este 24 de diciembre dejó – sin lugar a dudas – los recuerdos más entrañables para toda la familia, aunque también algunas de las anécdotas más curiosas que se hayan oído en los últimos años.

Ese fue el caso de Rita, una fiel oyente de Capital que, por seguir la receta de Magaly Medina, casi vio arruinado su tradicional banquete por Noche Buena.

Según comentó nuestra seguidora, el lunes 23 de diciembre encontró un video de la conductora con una guía especial para aderezar el pavo navideño. Convencida de lo que veía, decidió seguir todos los pasos y dejó macerando su pavo hasta el día siguiente.

“Yo emocionada entro al internet y busco cómo aderezar el pavo. Y bajé los datos de una persona muy conocida: Magaly Medina. Hice todo lo que indicó. Puse el agua con sal e hice remojar el pavo un día antes. Lo ‘emborraché’ con jugo de naranja, jugo de piña y vino. Todo hice”, relató.

Cuando despertó la mañana del 24 de diciembre, quiso terminar de aderezarlo, pero se dio cuenta que su pavo de 8 kilos tenía una textura extraña, muy distinta a la adecuada.

“Al día siguiente, cuando lo saco para aderezarlo con mantequilla, como también indicó Magaly, me salió medio mohoseado el pavo, como si se hubiera calentado”, detalló.

Aun así, pensando que estaba equivocada, decidió seguir los pasos y meterlo al horno a cocinarse. Una hora después, se asomó a ver cómo iba y descubrió - con gran asombro - que el pavo tenía sabor a malogrado.

“Lo puse al horno y quise averiguar qué sabor tenía. Dije ‘ya tiene una hora, a ver, voy a probar’. Lo saqué y todo el pavo lo sentía malogrado, feo totalmente. Eran las 4:00 de la tarde. No sabía qué hacer en ese instante”, agregó.

Dada la urgencia, la madre de Rita tuvo que ingeniárselas para conseguir un pavo de última hora. Afortunadamente, pudo aderezarlo a tiempo y la cena navideña se salvó por un ‘pelo’.

“Mi mamá se fue a conseguir un pavo y lo sazonó. No nos hemos quedado con las ganas, hemos comido el pavo más rico. Yo perdí mi pavo de 8 kilos y mi mama con su pavito de 5 kilos qué rico salió”, apuntó.

TE SUGERIMOS LEER