*

Escucha ahora
Temas del día:
Radio en vivo TV en vivo
Escucha ahora
También en:

Ricardo Morán revela que lleva terapia hace ocho meses y se medica para regular su conducta

El productor de TV confesó que, debido a problemas para controlar la frustración y sus estados de ánimo, necesitó acudir a un especialista.

El productor de televisión, Ricardo Morán, confesó hoy en Somos Capital que desde hace ocho meses lleva terapia con el psiquiatra y recibe medicación para regular su conducta y “ser una mejor persona” para sus hijos.

En diálogo con Alan Diez y Fiorella Rodríguez, el también jurado de ‘Yo Soy’ aseguró que tomó la decisión de acudir a un especialista a raíz de “un momento de crisis” que vivió a inicios de este año, previo a la llegada de sus hijos.

“Tuve un momento de crisis a principio de año en que me pregunté si la persona que yo era (en ese momento), era la persona que quería que mis hijos conocieran. Y eso me motivó, y lo voy a contar abiertamente porque es otro tema tabú en el Perú, a preocuparme por mi salud mental, por lo que empecé a tratarme con terapia cognitivo – conductual y con una psiquiatra”, comentó.

“De las evaluaciones y los resultados, empecé a medicarme. Empecé a tomar medicación a principios de año. Ya voy a tener ocho meses medicado porque tenía problemas para controlar la frustración y mis estados de ánimo”, agregó.

Y es que, según dijo, antes del nacimiento de sus pequeños se caracterizaba por ser una persona que “perdía el control fácilmente” y que, en ocasiones, “le hacía daño a las personas”.

“Yo me volví muy conocido por perder el control emocional con mucha facilidad y a veces hacerle daño a personas que no tenían por qué recibir ese trato. (Entonces) yo no quería que mis hijos conocieran a esa persona. Quería que el tratamiento me ayudara a aprender cómo ser mejor persona”, detalló.

Ello, asegura, fue lo que lo impulsó a emprender el cambio, pues quería que sus hijos vieran en él un ejemplo a seguir. “Si tú quieres que tu hijo sea educado o amable, tú tienes que ser así. (Pero) yo era una persona inestable, gritona, malcriada, abusiva, que traía los problemas del trabajo a la casa y estaba en un permanente estado de estrés. Yo no quería que mis hijos vieran eso”, afirmó.

Agregó que, si bien ese problema conductual que atravesaba no está solucionado del todo, ya está en camino a hacerlo. “Cuando vi a mis hijos me sentí no completamente sano, pero sí reconociendo mis errores”, apuntó.

TE SUGERIMOS LEER